23
Vie, Ago

Con sello de Mujer

Homos domesticus: delicias de la limpieza general del hogar

Y sí, de vez en cuando, una vez por mes, mínimo, cual si fuera el período femenino, hay que hacer limpieza general en el hogar, dulce hogar...

Tirando lo roto, descartando lo inservible de cada integrante de la casa,  desalojando,  o en su efecto, cobrando el alquiler debido, a cuanta arañita haya en los recónditos lugares; esos que a veces le da amnesia o antipatía a la escoba, o nos da pereza correr el mueble para hallarlos. 
Leer más...

Madres ¡locas de amor!

El entrenamiento para ser madres, locas de amor, empieza de chiquititas, nomás.

De bebas nos regalan un osito de peluche para que durmamos abrazada a él.  Cuando deambulamos, nos regalan un cochecito. Pero ahí empieza el dilema, después del triciclo, los modelos cambian. Y así podemos elegir; caminando inconscientemente los primeros pasos del adiestramiento de futura mamá en potencia, hasta que tengamos edad de procrear. 
Leer más...

Manías femeninas

Este menjunje de palabras es para explicar que hay cosas que son de exclusivo, aunque, a veces no del todo excluyente, dominio femenino. Algunas se constituyen en karmas, otras son inherentes a la condición de la mujer, algunas nos causan provecho y otras un poco de risa. 

Leer más...

Comprar con él o sin él, that is the question

Cansada de ciertas variables enojosas con los hombres, a la hora de comprar y de haber acudido en pos de ayuda al oráculo del libro: los hombres son de Marte y las mujeres unas venusinas sin remedio, decidí consolarme, porque es inevitable, aunque sabemos que es difícil salir con ellos de compras, insistimos en llevarlos al supermercado. 

Leer más...

Los hombres pasan, las amigas quedan

Cuando sufrimos por amor, discutimos con los hijos, tenemos problemas laborales o familiares, nos sentimos desconsoladas y pasamos noches sin dormir, a puro llanto y pensando cuándo volverá a ser todo como antes, aparecen en escena las amigas. Ellas están y estarán siempre para escucharnos, no importa la hora.

 

Leer más...