23
Vie, Ago

Con sello de Mujer

El cuerpo femenino enajenado

Todo lo que suponemos que deberíamos ser, pensar o sentir, suele alojarse a mucha distancia de nuestro ser esencial. Y más lejos aún se instaura el supuesto ideal de cómo deberíamos ser físicamente. Somos altas o bajas, morenas o rubias, orientales o europeas, robustas o pequeñas. La verdadera reflexión apunta a comprender por qué no amamos eso que sí somos. Esos ojos que milagrosamente ven, esas pestañas que amablemente nos protegen, esos brazos que trabajan, esas uñas que resisten, esa piel que se expresa, ese cabello que baila el vals del viento, ese cuello que sostiene, esos pies que no se quejan, esos hombros que seducen, esa altura que vigila, esa voz que canta melodías o esas manos que acarician.

Leer más...

Prepararse para salir a la cancha

Llega un nuevo mundial, y como hay muchas mujeres fanáticas de esta copa, también hay otras que no quieren saber nada, que les aburre enormemente y que les gustaría irse de la casa para salir de shopping con amigas pero a la vez, sienten que es una buena oportunidad para estar reunida toda la familia, compartiendo un lindo momento. Por lo tanto, cocinan algo dulce para acompañar con mate y ellas también salen a la cancha.

Leer más...

Manual de la buena convivencia

Cualquier ser pensante entiende y comprende que la convivencia, con quien fuere, puede ser una panacea, y por eso hay que poner límites, normas y establecer algunas pautas, para evitar que haya roces.

Leer más...

La sabiduría de los cuarenta…O será que a los cuarenta se entienden algunas cosas

Será que a los 40 suceden cosas, que ya una tiene conciencia, que se sabe que hemos vivido y que coleccionamos una sucesión de recuerdos, que el tiempo no es el mismo que el de los veinte y una ya anda con ganas de hacerla más corta, de ir resumiendo unas cuantas cosas.

Leer más...

División de amigas

Cada vez que se separa una pareja, se inicia una nueva etapa: la división de bienes, muebles e inmuebles; devolución o quema de regalos  y ver con quién se queda el gato o el perro. Pero entre la repartija, también caen en la volteada los amigos. Los  que tienen en común y los que se hicieron comunes con el tiempo. Las preguntas surgen inevitablemente: ¿quién se queda con los amigos de la pareja? y ¿Qué hacen los amigos con ellos después de la separación?

Leer más...

Más artículos...