31
Sáb, Oct

Nutrición

Nutrición y Celulitis - Tu piel depende de vos

¿De qué se trata esta afección que tanto nos preocupa? ¿Se cura, se puede mejorar, se puede prevenir? Esto nos preguntamos las mujeres porque somos las que más la sufrimos y las que tratamos de encontrar la fórmula mágica que nos libere de este calvario. 

La celulitis es una alteración que afecta más a mujeres que a hombres y que está influenciada principalmente por factores hereditarios, pero también es consecuencia de la mala alimentación, la falta de actividad física, el sedentarismo, los aumentos y descensos de peso bruscos y el estrés, entre otros. Afecta principalmente a las piernas y las nalgas pero también puede notarse su presencia en las zonas donde predomina más tejido adiposo.
Leer más...

Nueva tendencia en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad

 El tratamiento del sobrepeso y la obesidad es una asignatura pendiente en el ámbito de los profesionales de la salud. La posibilidad de adelgazar bajo el mínimo esfuerzo, provocando beneficios sin daños al organismo es un deseo incumplido.

Aunque se instala la discusión sobre las ventajas de llevar una vida sana y a la vez alimentarse correctamente, la mayoría de las personas buscan distintas formas de bajar de peso rápidamente y sin esfuerzo, por eso consumen medicamentos para lograr sus objetivos a corto plazo. Pero diversos estudios han demostrado que al cabo de un año los pacientes suelen recuperar su peso inicial experimentando efectos adversos.

Leer más...

La nutrición para una vida saludable

     No es la primera vez que habrás escuchado la frase “Somos lo que comemos”, y es así. La nutrición es el parámetro fundamental de la vida, si nos ponemos a pensar, la alimentación está relacionada con todo lo que hacemos.

     El alimento es social, no existe reunión en donde no esté la comida de por medio, y los hábitos y costumbres que tengamos y adoptemos son fundamentales para una vida sana.

     Los requerimientos nutricionales varían a medida que las necesidades de tu cuerpo se modifican en las diversas épocas de tu vida. A veces demandamos más energía, como en la infancia, en el embarazo, en la lactancia, cuando estamos enfermos o recuperándonos de una enfermedad o lesión, ya que si no hay energía suficiente la recuperación será más lenta o no existirá.

Leer más...