08
Sáb, Ago

Los pilares para fortalecer un equipo fuera de la oficina

Typography

En el tiempo de los negocios globales, son más las empresas que se suman a implementar equipos de trabajo multiculturales, crear equipos con personas de diferentes nacionalidades o integrar equipos regionales para un trabajo en conjunto. En cada experiencia que se presenta la clave es adaptarse a una nueva cultura y aprender de los beneficios.


 En época de cuarentena o pandemia, también es imprescindible  liderar un equipo con toda la experiencia necesaria para lograr que se cumplan los objetivos que se proponen. Dentro o fuera de las oficinas, edificio que alberga a todo el equipo, el trabajo en equipo es lo que cuenta al final del día.

De modo que el intercambio cultural no necesariamente siempre se da por un viaje y estadía en el lugar, hoy también existen equipos de trabajo multiculturales, aquellos que gracias a las herramientas de comunicación pueden trabajar y estar a la par con cualquier colaborador de la región o del mundo.

En Atos, más allá de contar con diferentes programas de intercambio convencional - de oficina a oficina en todo el mundo- también se trabaja por crear este espacio multicultural con colaboradores de toda la región, logrando así un espíritu de compañerismo y aprendizaje.

Y ese aprendizaje es el que logra un mayor desempeño tanto individual como grupal, incorporando competencias blandas para labor diaria.  La tolerancia, la adaptación, la creatividad y la paciencia, son pilares fundamentales a la hora de trabajar con un otro a la distancia.

Hoy, atravesamos un gran desafío mundial, y podemos incorporar cada uno de estos pilares en nuestro cotidiano. No compartir el espacio físico de oficina o el mismo país hace que tengamos que ampliar nuestra creatividad y ser funcionales para seguir con el trabajo. Para ello compartimos algunas pautas a tener en cuenta:

1. Comunicación clara. El líder de equipo puede invitar a sus colaboradores a expresarse y realizar todas las preguntas que quieran para el entendimiento conciso de las tareas.

2. Enviar las citas correspondientes a cada integrante del equipo. La agenda virtual o física no debe cambiar por no encontrarnos en el mismo lugar todos juntos.

3.  Lugar de trabajo. Es fundamental tener el lugar más cómodo y que transmite buenas energías para trabajar con el equipo. Sea en el hogar o donde te encuentres.

4. La creatividad. Es la herramienta más valorada para saber llevar una dinámica a distancia y sacar lo mejor de cada integrante y cada reunión.

5. Motivación del equipo. Gran herramienta, ya que en estos tiempos es primordial mantener comunicación directa y ceder espacio para una charla más convencional antes de encarar la reunión proyectual de la semana.

6. La incorporación del humor en las videoconferencias. Es la clave para romper el hielo, sea presencial o por video, nadie puede resistirse a una pizca de chistes y buena energía. Es esencial mantener los chistes internos y lograr una distracción del equipo.

Cerca o lejos, estando en el mismo país o no, la comunicación, el diálogo y las buenas prácticas hacen que el equipo funcione y se mantenga motivado. Tener en cuenta al otro con su historia, sus creencias, culturas y aprendizaje; practicar la escucha  y la comprensión en la lejanía en tiempos de cuarentena es un valor sumamente importante que aporta a todo el equipo y a cada profesional.