26
Lun, Oct

Kiwi - Una de las frutas más completas

Typography
El kiwi es una fruta que además de ser sabrosa y vistosa es rica en vitamina C y minerales como el calcio, el hierro, el magnesio y el fósforo, también tiene hidratos de carbono, alto contenido de agua y es pobre en calorías. Suministra potasio al organismo y es uno de los alimentos más ricos en ácido fólico.

Al nombrar la vitamina C pensamos directamente en la naranja, pero en realidad, el consumir diariamente un kiwi nos aporta las necesidades diarias que requerimos de esta vitamina para tener el sistema inmunológico sano, debido a que forma anticuerpos y auxilia a la formación de los glóbulos rojos y blancos. 

Como no es vox populi su alto nivel de vitamina C, no se lo considera y no se lo consume como se debería. Pero, a causa de este gran aporte es esencial para prevenir resfríos, gripes, cicatrizaciones e infecciones, ya que fortalece las defensas. También para las personas adictas al cigarrillo o que consumen alcohol y que por ello pierden parte de esta vitamina C, el ingerir esta fruta les permite recuperar un buen porcentaje de la misma. A su vez el kiwi asiste a la absorción del hierro de los alimentos y como es un antioxidante, hace prevenir el envejecimiento celular.  

Tiene beneficios para nuestro organismo debido a que posee alto contenido en fibra, lo que ayuda a prevenir el cáncer de colon, entre otros, disminuir el colesterol en sangre, la formación de coágulos y los triglicéridos. Reduce las enfermedades cardiovasculares y, como mantiene el control de los niveles de glucemia, también la  diabetes.  

Previene hemorroides, divertículos, y también por la presencia de las pequeñas semillas negras que posee, mejora el tránsito intestinal. Por su bajo aporte calórico, por no poseer grasas y por tener bajo nivel de sodio, sumado a que sirve como diurético y laxante, es excelente para personas que retienen líquido y para las que quieren bajar de peso.  

Su aporte de vitaminas y sales minerales hace que este alimento sea el que influya en el correcto funcionamiento del sistema nervioso y circulatorio, en la formación de los huesos, los dientes y encías, y la elaboración de las proteínas. Asimismo, tiene una tarea reguladora en el metabolismo de los hidratos de carbono, tonifica el cerebro, evita la aparición de la anemia y ayuda a la formación del tejido conjuntivo. 

Rejuvenece la piel porque le da batalla al desgaste celular, refuerza la visión, sirve como antiinflamatorio, para la acidez estomacal y para evitar problemas respiratorios.  

El potasio interviene en el trabajo del corazón; equilibra el alto consumo de sodio, obteniendo buenos resultados para quienes padecen problemas de hipertensión y conserva la actividad muscular.  

Las embarazadas deben consumir diariamente esta fruta porque posee ácido fólico en gran dosis, que permite el desarrollo del bebé en óptimas condiciones.  

Como tiene múltiples beneficios para el organismo y aumenta las defensas, lo pueden consumir personas de todas las edades.  

El kiwi tiene que ser más valorado como alimento por su capacidad de aportarnos las vitaminas y los minerales que nuestro organismo necesita a diario. Es una fruta completa, que nos cuida a la vez que nos refresca y nos nutre. 

Por más que sea una fruta de invierno, tiene una capacidad de conservación que le permite estar presente en el mercado durante gran parte del año.