25
Mar, Jun

La chocotorta cumple 42 años y lo celebramos con las mejores opciones de maridaje

Typography

Hoy se conmemora el día de la chocotorta, uno de los postres más elegidos por los argentinos. Esta torta trascendió fronteras y fue reconocida internacionalmente, siendo elegida en 2020 como el mejor postre del mundo por críticos de restaurantes.

 


 La chocotorta es un imprescindible en los cumpleaños y mesas dulces de los argentinos y su origen se remonta a 1982, cuando Marité Mabragaña, una creativa publicitaria, inventó la receta como parte de una campaña de marketing para promover las galletitas Chocolinas y el queso crema Mendicrim. 


¿Vino y chocotorta?

 

La tendencia de combinar postres dulces con diferentes tipos de vino crece cada vez más y queremos celebrar este día con una propuesta única para quienes se animan y eligen sabores nuevos.  Victoria Acosta, sommelier y dueña de Sello Austral, seleccionó tres vinos que resaltan y complementan los sabores de este delicioso postre.


Chocotorta con espumante Tenuis Nature de Gewurztraminer, bodega Agrestris. El espumante blanco va a limpiar el paladar luego de cada bocado, contrastando con la dulzura de la torta. En este caso tenemos dos sabores distintos que combinan bien juntos. Recomendamos degustar en cualquier celebración.


Chocotorta con rosado Avarizza dulce, bodega WOS (wine of sins) El vino dulce y fresco va a resaltar el dulzor de la torta. Juntos se van a potenciar y podremos apreciar al máximo ambos sabores combinados.

 

Chocotorta con Pinot Noir Consentido, Familia Azcona. En este Pinot vamos a sentir en boca textura terrosa que va a acompañar excelente la arenosidad de la galleta. Sus notas a cereza acompañan excelente el postre, creando una combinación única tanto en sabores como en texturas.


Para festejar el día con dos de las cosas más ricas del mundo, chocolate y vino, Sello Austral propone una nueva manera de disfrutar el postre más elegido por los argentinos. Una experiencia única que combina la dulzura de la chocotorta con el placer de un buen vino, ofreciendo una deliciosa forma de rendir homenaje a este icónico postre.