22
Jue, Feb

La importancia de “entrenar los pulmones” contra las secuelas de COVID-19

Typography

 La COVID-19, enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 infectó a millones de individuos a nivel global y un porcentaje de ellos presentaron COVID largo o COVID prolongado, nombre que se le da a la continuidad o desarrollo de nuevos síntomas transcurridos tres meses luego de la infección inicial. Una de las manifestaciones más reportadas fue la dificultad para respirar o menor capacidad para ello.

 

El entrenamiento de los músculos respiratorios (RMT, por sus siglas en inglés) es una técnica que siempre emplearon los atletas profesionales para un mejor rendimiento y que puede beneficiar a quienes presentaron este tipo de manifestaciones. En la actualidad se encuentran dispositivos para practicarlo de forma correcta y en casa.

Aún no existen estadísticas certeras sobre cuántas personas desarrollaron secuelas postagudas de la infección por SARS-CoV-2. Sin embargo, distintos estudios mostraron estimaciones de más del 50% de los afectados en algunas poblaciones. Incluso se presume que los números podrían ser mayores, ya que son muchos los individuos con disnea persistente que no buscan atención médica.

Numerosos expacientes con dificultad para respirar tras sufrir COVID-19 no presentaron daño pulmonar o cardíaco. Por ende, para ayudarlos, urgía un abordaje no farmacológico desde la fisiopatología. Ante la necesidad, un estudio de la Universidad de Ulm, Alemania, publicado por la revista especializada German JournalofSports Medicine se propuso analizar la efectividad del RMT con la ayuda de un dispositivo y una aplicación para el celular.

Durante este trabajo se utilizó el Airofit Pro, diseñado para fortalecer los músculos respiratorios, que permite modificar el nivel de resistencia durante la inhalación y la exhalación a través de válvulas ajustables. A la vez, la app que acompaña al Airofit permite conectar el dispositivo al Smartphone y así, tanto los usuarios como los profesionales de la salud pueden realizar seguimientos, analizar su evolución, establecer objetivos y monitorear la respiración.

Para el estudio, que duró 8 semanas, se reclutaron a 16 pacientes con disnea persistente post COVID-19 que habían acudido al Hospital Universitario de Ulm, en Alemania. Al azar, se le asignó a uno de los grupos RMT de forma inmediata y a otro RMT tras un mes de control, siempre ayudado con el dispositivo de entrenamiento Airofit Pro y su app. Es decir, un conjunto entrenó sus músculos respiratorios por dos meses, mientras que el otro, por un mes.

Para medir la calidad de vida del paciente se utilizó el cuestionario Saint George, un  listado de preguntas de autoevaluación que dimensiona síntomas, actividad e impacto de la enfermedad respiratoria. Mientras que los parámetros de ventilación y el consumo máximo de oxígeno (VO2max) se evaluaron mediante una prueba de ejercicio cardiopulmonar.

Los 15 pacientes que completaron el estudio reportaron mejora significativa de los síntomas subjetivos de acuerdo a las puntuaciones del cuestionario Saint George tras recibir este entrenamiento. Una disminución por encima de los 10 puntos se considera muy significativa. Pero los pacientes ayudados por el dispositivo presentaron una disminución de 11,4 en promedio, lo que provino tanto del alivio de los síntomas como de la disminución de la percepción de fatiga física.

En palabra del doctor Johannes Kirsten, líder de la investigación, “los resultados son equivalentes a una medicación muy eficaz para pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o asma”.

También subió en los participantes la capacidad de ejercicio y de consumo máximo de oxígeno. De hecho, según detallaron los autores, aquellos que ingresaron al estudio con el nivel más deteriorado tenían la tasa más alta de mejora. Si bien la frecuencia ventilatoria (o respiraciones por minuto) no se incrementó, el volumen de aire por respiración aumentó en 170 ml. Esto significó un aumento promedio de 8.9L de aire extra por minuto.

En tanto, durante el período de control (sin RMT) tanto los parámetros medidos por el cuestionario como con la prueba de ejercicio cardiopulmonar permanecieron sin cambios importantes.

La idea de este  estudio surgió de la impotencia que teníamos al no tener tratamiento ni cura”, enfatizó el doctor Kirsten, quien propuso probar esta estrategia en pacientes con síntomas respiratorios por COVID largo. El entrenamiento, ayudado con dispositivos como el Airofit, podía hacerse desde el hogar.

El estudio fue exitoso: concluyó que los participantes con dificultad para respirar persistente después de la infección por SARS-CoV-2 se beneficiaron del RMT intenso y regular, ya que informaron una mejora general en la salud y alcanzaron un nivel más en el VO2máx y la capacidad de ejercicio en aquellos con valores bajos de VO2máx al principio.

El RMT no es un fenómeno nuevo. De hecho, los atletas profesionales confiaron durante años en el entrenamiento de los músculos respiratorios para mejorar su rendimiento. Lo novedoso es que se empleó esta técnica para aliviar las secuelas del COVID prolongado con la ayuda de un dispositivo que permite que el usuario mida, rastree y entrene sus músculos, así como perciba las mejoras en tiempo real.

En este estudio sé exactamente cuántos minutos los pacientes entrenaron durante el mes gracias a la supervisión remota y los datos de la app”, remarcó el doctor Kirsten, quien destacó al RMT como una alternativa libre de fármacos segura para la mayoría de los pacientes, con solo unos minutos al día. De hecho, para el trabajo de la Universidad de Ulm, la aplicación se configuró en dos sesiones diarias, de 3 a 6 minutos cada una.

SOBRE AIROFIT

De origen danés, AIROFIT tiene la misión de llevar una mejor respiración al mundo ya que es utilizado por un amplio abanico de personas; desde deportistas olímpicos hasta aficionados que simplemente desean convertirse en mejores versiones de sí mismos. Además, AIROFIT cumple un rol muy importante en la calidad de vida de aquellos que sufren enfermedades respiratorias como asma, EPOC o Post Covid. 

Presente en Argentina a través de GPS Mundo, este dispositivo brinda fuerza y flexibilidad en los pulmones y músculos respiratorios del diafragma para obtener una mejor eficiencia respiratoria -tanto en la vida diaria como deportiva-, reducir los niveles de estrés y mejorar la calidad del sueño entre otros beneficios.