20
Sáb, Abr

Vitamina C, el super ingrediente de todas las rutinas

Typography

 Aplicada en la piel es el verdadero secreto para un rostro luminoso y uniforme. ¡Guía completa para que vos también puedas incorporar este ingrediente y te conviertas en su fan!

 


 El ácido ascórbico, conocido como vitamina C, es un antioxidante natural que, además de defender del daño que los radicales libres generan en la piel, actúa sobre la estructura, la textura y el tono, devuelve la luminosidad y combate manchas. Pero, para poder aprovechar todos sus beneficios, es necesario desarrollar formulaciones y estabilizar ya que este poderoso activo tiene un pequeño inconveniente: cuando se oxida, pierde eficacia. 


Para evitar esta acción se pueden utilizar productos que contengan vitamina C encapsulada, o derivados con bajo peso molecular como el Ascorbyl-Palmitate o el Magnesium Ascorbyl Phosphate, o las nuevas generaciones de vitamina C, como el 3-0 Ethyl Ascorbic Acid (vitamina C pura). Este derivado es soluble tanto en agua como en aceite, penetra muy bien en la piel y cumple con todos los beneficios del ácido ascórbico con excelentes propiedades antiedad e iluminadoras.

 

En Lidherma logramos realizar una formulación con una molécula potenciada formada por dos grupos, el etilo y el L-ácido ascórbico. El grupo etilo funciona como transporte de la vitamina C para preservarla de la oxidación. Una vez que entra en contacto con la piel se desdoblan, y la vitamina C puede cumplir su acción. Además, tiene asociada una molécula única de alfa arbutina que potencia el efecto despigmentante.


La vitamina C puede aplicarse en cualquier momento de la rutina, idealmente debe estar en la de día para poder cumplir su función antioxidante. Es apta para utilizarse durante todo el año: en el momento de mayor exposición solar para potenciar el efecto protector de la piel, y en la época invernal para combatir las manchas que dejó el verano y dar luminosidad.


¿Por qué utilizar Vitamina C? a continuación, compartimos los beneficios: 

 

-Es antioxidante, protege a la piel del daño de la Radiación Ultravioleta del sol, neutraliza radicales libres, evita que haya daño celular y protege contra el fotodaño.

 

-Proformadora de colágeno, mejora la firmeza y ayuda a atenuar arrugas y líneas de expresión, mejora la elasticidad de la piel.

 

-Unifica el tono de la piel.

 

-Da luminosidad.


Y si te preguntás si es indicada para tu cuidado, la respuesta es ¡sí! La vitamina C, por sus múltiples efectos, es recomendada para potenciar todas las rutinas:

 

-En una piel joven es ideal como preventivo antiage, 

-Para casos con hiperpigmentación (manchas) como complemento del tratamiento. 

-En una piel madura se recomienda por sus propiedades reafirmantes.

-Para quienes buscan unificar el tono, brinda luminosidad.



Y sus beneficios no terminan en ella sola, la Vitamina C se puede complementar con otros activos para potenciar sus beneficios: junto a la Vitamina E, para mayor efecto antioxidante, con Nicotinamida para mejorar el aspecto de los poros y disminuir la presencia de pigmentación postinflamatoria, y con Retinol en la rutina de noche como antiage.


No te pierdas de utilizar esta vitamina con tantos efectos favorecedores para la piel, y sumate vos también al fanatismo por la Vitamina C. 


Para más información:

www.lidherma.com

LinkedIn,

Facebook

Instagram