25
Mar, Jun

El verano es mejor junto a PerPiel

Typography

A partir de los 30 años de edad, es necesario comenzar a cuidar la piel tanto del rostro como del cuerpo, para prevenir su envejecimiento prematuro. La barrera cutánea empieza a debilitarse de a poco, comienza a perder humedad, por lo tanto, se reseca, perdiendo volumen y elasticidad. Este envejecimiento prematuro se exacerba durante los meses de verano, con la exposición solar que es el principal factor externo de envejecimiento y de deshidratación de la piel.

 

 

 Además, la exposición solar a los rayos UV es también responsable de la aparición de manchas en la piel, siendo más evidente en el rostro, escote, hombros, dorso de las manos y piernas que son las partes del cuerpo más expuestas. Otros factores que influyen en el envejecimiento de la piel son el consumo de tabaco y alcohol.

 

Consejos para cuidados de la piel durante el verano:   

 

Tomar más de dos litros de agua por día, realizar una dieta sana y equilibrada, rica en sustancias antioxidantes que ayuden a renovar las células de la piel como alimentos ricos en vitamina C y B6 y vitamina E. Entre los cuales podemos destacar: frutas, verduras, frutos secos y algunos pescados.

 

Protegerse del sol usando protector solar en todo el cuerpo, no fumar, disminuir el consumo de bebidas alcohólicas y de tabaco y evitar las situaciones de estrés. 

 

Implementar una rutina diaria de cuidado de la piel del rostro y cuerpo que incluya limpieza, hidratación, humectación. Estos productos deben incluir sustancias hidratantes, humectantes y renovadoras de la piel. Por lo tanto, la hidratación es uno de los factores claves para evitar su envejecimiento prematuro.

 

Las sustancias claves que deben contener una crema o emulsión para mejorar la hidratación es el uso de cremas/emulsiones con Ácido hialurónico, que cumple un papel crítico en la salud de la piel por su capacidad única para mantener la humedad siendo, por ende, una sustancia hidratante con acciones reparadoras, regeneradoras y protectoras de la piel.

 

Cuando se aplica en forma de cremas, emulsiones, el ácido hialurónico forma una capa permeable al aire y penetra en la dermis aumentando la elasticidad y la hidratación de la piel del rostro y del resto del cuerpo.

 

Otros componentes importantes son la presencia de Vitamina A, vitamina E y Alantoína que, además, de ser sustancias hidratantes y humectantes presentan propiedades antioxidantes, unifican el tono de la piel y ayudan a recuperar el aspecto saludable de la piel.