24
Dom, Oct

Snacking - Las claves para que esta moda sea una aliada

Typography

Vivimos en una sociedad en la que manda la hiperproductividad y en la que contar con productos para consumir on the go se transformó casi en una regla. Eso hizo que el imaginario colectivo dejara de relacionar la palabra snack solo con un paquete de papas fritas, para empezar a vincularla con propuestas más saludables.

 

 

 Pero hay que tener cuidado porque en el mercado hay muchos productos que parecen responder a esta premisa, sin ser realmente nutritivos. Que tengan menos de cien calorías y te hagan sentir que resolviste rápido alguna de las comidas del día, no los hace necesariamente aliados de tu salud.

 

El mejor snacking del que hacerte amigo es el basado en alimentos que no hayan sido intervenidos por la industria. Podés elegir opciones que puedan comerse al natural, o bien ponerte creativa y cocinar tus propios snacks.

 

Basta con bucear por las redes bajo el tópico healthy snack o healthy snacking para abrir un mundo de posibilidades nutritivas para la hora de la colación: untables de frutos secos, legumbres crocantes, bocados raw, chips de vegetales, panqueques o muffins proteicos y una larga lista en donde las harinas, los azúcares y las malas materias grasas quedan excluidas. Y lo más importante: todo hecho en casa y con alimentos reales.

 

Si sentís que no tenés tiempo para cocinar, te invito a repetir esta palabra hasta que se haga una rutina: organización. Muchas de estas recetas son tan simples como cortar vegetales y secarlos al horno o procesar frutos secos o semillas hasta transformarlos en una pasta.

 

Si hacés una lista de compras a conciencia, elegís un día para cocinar y congelás varios tipos de snacks, solamente te va a restar ponerlos en la mochila antes de salir. ¡Y no te olvides de que tu objetivo es único! Todo lo que prepares tiene que adaptarse a él y a tus gustos: no siempre lo que es bueno para otro es bueno para vos.

 

RECETA

 

Crackers de semillas

A la MarchettiRules

 

INGREDIENTES

• 2 tazas de un mix de semillas de chía, sésamo y lino

• 1 taza de agua.

• 3 cucharadas de aceite.

• 1/2 taza de avena fina.

• 1 pizca de sal.

• Condimentos que quieras: orégano, pimienta negra, pimentón… ¡los que quieras!

 

PREPARACIÓN

1. En un recipiente, colocar las semillas y agregar la taza de agua. Dejar reposar en la heladera, por un mínimo de media hora, hasta que se forme un gel.

2. Agregar los demás ingredientes y revolver.

3. Esparcir la mezcla en una bandeja para horno, previamente rociada con spray vegetal o aceite.

4. Con la ayuda de un cuchillo, marcar las galletitas en la mezcla y llevar a horno medio precalentado.

5. Cocinar por 30 minutos, aproximadamente, hasta que estén doraditas.

 

Queso vegano de semillas de girasol

A la MarchettiRules

 

 

INGREDIENTES

• 2 y 1/2 tazas de semillas de girasol previamente remojadas.

• 2 cucharaditas de ajo en polvo.

• 1 cucharada de cúrcuma.

• 4 cucharadas de levadura nutricional

• 1 taza de agua

• 10 g de agar agar (gelatina vegetal).

• 1 cucharadita de sal.

• Condimentos: Pimienta, orégano… ¡las que más te gusten!

 

PREPARACIÓN

1. Mezclar todos los ingredientes, menos el agua y el agar agar. Procesar.

2. Llevar el agua al fuego en una ollita. Una vez que rompa hervor, agregar el agar agar y revolver hasta que se disuelva.

3. Agregar la mezcla de ingredientes procesados y seguir revolviendo durante 10 minutos aproximadamente, o hasta que la consistencia sea espesa.

4. Colocar la mezcla en una budinera de silicona (o la que tengas, pero aceitada) y llevar a la heladera hasta que esté bien frío.

5. Desmoldar ¡y disfrutar!

 

MarchettiTip: Podés acompañarlo con un pan nube o de zanahorias.