18
Vie, Jun

Consecuencias de educar a los niños con gritos

Typography

En muchas ocasiones los padres suelen ser juzgados por la forma de criar a sus hijos, ya sea porque se hayan decidido por el colecho o porque decidan dar fórmula en lugar de leche materna. Pero ello es algo muy personal y no merece ser criticado por nadie que no esté viviendo la situación particular, obviamente, siempre y cuando no se presencien comportamientos que vulneren los derechos universales de los niños.

 

 Sea como fuere, nadie nace sabiendo. La crianza es un proceso de aprendizaje también para las familias y, es probable, que algunas caigan en comportamientos que han estado históricamente aprobados o que hayan visto en las generaciones pasadas.

Uno de los comportamientos más comunes que pueden tener los padres a la hora de educar a sus hijos es la utilización del grito o el regaño para llamar su atención. Sin embargo, aunque a priori pueda ser inofensivo, está comprobado que los gritos tienen efectos negativos en el bienestar emocional de los niños.

Por eso, desde Babysits Argentina te contamos con más detalle cuáles son las consecuencias de gritar a los chicos.  

A corto plazo, cuando un chico está recibiendo gritos, sentirá confusión e, incluso, estrés. Estas emociones hacen que los niños creen una barrera que les ayude a bloquear el ruido.

Aunque pueda parecer que los gritos son efectivos la realidad es totalmente diferente, por lo general, los niños hacen  caso porque sienten miedo. Por ello, es normal que los chicos necesiten distancia o que, incluso, desconfíen de aquella persona que les acaba de gritar.

A largo plazo, educar a los niños a base de gritos puede tener los siguientes efectos o contribuir a su aparición:

-Baja autoestima

Si un niño vive en un entorno en el que recibe gritos con frecuencia, su percepción sobre sí mismo puede distorsionarse. Nos encontraremos ante un chico que no se siente respetado y querido por los miembros de su entorno.

Esto puede llegar a ser tremendamente perjudicial ya que les será mucho más difícil confiar en ellos mismos y en los demás. Uno de los motivos por los que es tan importante ayudar a los más pequeños a practicar y desarrollar el amor propio, tal y como hablamos en una nota anterior.

-Agresividad

Es bien sabido que los niños tienden a imitar el comportamiento de los adultos y a reflejar sus conductas. Es por esto que quienes reciben gritos en su infancia pueden acabar siendo más propensos a la agresividad y la ira.

-Miedos

Estar sometido a gritos constantes cuando se es pequeño puede desembocar en temor. Es probable que los chicos tengan miedo de aquellas personas con voces más altas o más graves. Dependiendo del nivel de temor que experimentan, sus relaciones y habilidades sociales se verán afectadas.

La forma en que los niños acaban respondiendo a los gritos también tendrá un impacto sobre la forma en que gestionan los conflictos. Por ejemplo, podrían preferir alejarse de los problemas en lugar de enfrentarlos, lo que, a la larga, será muy perjudicial para su desarrollo.

-Problemas de comunicación

La forma de comunicarse adoptada por aquellos niños que han sufrido gritos tenderá a incluir esa agresividad de una forma u otra, ya sea con un tono de voz elevado o con una forma de hablar muy directa.

Esto es peligroso en tanto que pueden no ser conscientes de lo amenazantes que resultan y, por ende, sus relaciones sociales pueden resentirse y dañarse.

 

Por último es importante saber que los gritos no son la única alternativa. Cuando un niño hace algo mal es mucho más valioso explicar el por qué lo que ha hecho está mal. De esta manera, lo entenderá por él mismo y le será más fácil diferenciar las buenas acciones de las malas conductas.

Inculcar valores desde el respeto es mucho más beneficioso para los más pequeños, porque no solo te escucharán sino que también aprenderán a tratarte con el mismo respeto con el que son tratados.

Esperamos que esta nota te haya sido útil. Desde Concepto de Mujer y Babysits apostamos por una crianza respetuosa de las generaciones futuras.

Babysits Argentina es una plataforma en línea que facilita el contacto entre familias y niñeras de forma segura y transparente y que ya cuenta con más de 20.000 niñeras registradas. Si buscas una niñera en tu zona, encontrarla puede ser muy fácil gracias a Babysits.