24
Dom, Oct

Estrategias y tips para no subir de peso durante el invierno

Typography

A diferencia de lo que se cree, la llegada del frio no tiene que ser un factor determinante para que nuestro peso aumente. Si bien es cierto que las ensaladas y las comidas menos calóricas no son tan tentadoras durante esta época, podemos encontrar recursos para reemplazarlas sin aumentar las calorías que incorporamos. La clave está en disfrutar de platos sabrosos y nutritivos, de esta forma cuidamos nuestra salud y no abandonamos el objetivo de mantener nuestro peso.

 

¿Cómo lograrlo?

1-Empezar nuestras comidas principales con caldo light o sopa de verduras.

2-Elegir carnes magras y retirar la grasa visible antes de cocinarlas. Optar por pollo sin piel y pescados de mar a la hora de comprar. Las cocciones sugeridas pueden ser: a la plancha, a la parrilla, al horno o al vapor. Siempre es recomendable acompañarlas con una porción de vegetales, crudos o cocidos; que nos dará saciedad, y un plato caliente para combatir el frio. Evitar frituras y salteados.

3-Si pastas es una elección en el menú, es conveniente cuidar el tipo de salsa que agregamos, por ej: una salsa fileto natural sería la mejor opción. Evitar las que contienen alto tenor graso, ya que están realizadas con crema. Otro punto a tener en cuenta es el queso rallado, lo ideal es 1 cucharadita por plato para no aumentar las calorías, también se puede optar por la versión light.

4-Los guisos son ideales para combatir el frio, podemos hacerlos con trozos de carne magra y vegetales, de ésta forma tendremos un plato light y muy sabroso.

5-Las tartas es otra excelente opción, son preferibles las de vegetales y con una sola tapa.

6-Lo ideal es hacer 6 ingestas diarias, desayuno, almuerzo, merienda y cena e incluir dos colaciones. Una a media mañana y otra a media tarde antes de la merienda.

7-Es importante disfrutar de la comida, tomarse el tiempo al momento de comer y evitar situaciones estresantes. Esto ayudará a registrar mejor lo que comemos y, posiblemente, no repetir la porción cuando no es necesario.

8-Ser moderada en las cantidades que comemos, no es necesario comer todo lo que está en el plato o lo que queda en la fuente y empezar a registrar la saciedad es un excelente ejercicio.

9-No privarse de todo lo que nos gusta, elegir algo rico y reservarlo para un permitido por semana.

Para optimizar los resultados al implementar estos cambios es aconsejable acompañarlos con alguna rutina de ejercicios físicos regular.