23
Vie, Ago

Con sello de Mujer

AcercArte fue una fiesta

Sos artista y no parás un segundo de trabajar. Te va bien, no tan bien, mal, pero seguís adelante sacando fuerzas de quién sabe qué rincón del alma y del corazón. Un día se te escapa una lágrima y ese amigo que tanto querés te dice “tranquila, lo mejor está por llegar” ¿Cuándo exactamente piensa llegar? Preguntale por qué tarda tanto ¡Que se apure! Que se tome un taxi, que yo se lo pago. Porque los artistas también nos cansamos.

Leer más...

Tengo novio ¿y ahora qué hago?

Dicen que el amor es un sueño eterno pero lo que no te dicen es que te la pasás diciendo que querés conocer a alguien y que cuando finalmente estás en pareja, ya no te interesa tanto. En principio el término “novio” resulta bastante vago. Y no lo digo solo porque fueran vagos mis novios (una cosa no quita a la otra) sino porque dentro del conjunto de hombres a los que llamamos novios hay muchas diferencias. “Hola ¿qué tal?, te presento a Pedro, mi sociedad-de-sexo-con-obligaciones-familiares” muchas veces hubiera sido un término que se ajustaba mejor a la realidad.

Leer más...

Verse bien lleva tiempo

Todas las mujeres hacemos mil cosas al mismo tiempo, pero cuando se es emprendedora, es todavía peor. Sabés que sos la cara de tu marca en cada reunión pero los tiempos no te dan nunca y necesitás estar divina en dos minutos. Y, mientras estás con el secador de pelo, la planchita, el maquillaje, los tacos y cambiando de cartera lo más rápido posible, tu marido se ducha en 5 minutos, como mucho combina la camisa con la corbata, y ya está listo como un campeón y en algún lugar de tu alma lo odiás en silencio.

Leer más...

Descripto en el cuerpo

Dos señoras en un café:

- “¿Qué le pasó a esta chica que ahora sale en la revista desnuda?”

- “Viste como son ahora, cualquier excusa para mostrarse... ya no hay límites. Para colmo está gordita... la teta medio caída... ¡qué desastre!”

Leer más...

Con la Primavera aprovechá a desmalezar tus emociones

Hemos atravesado el invierno y, con el cambio en el clima, llega una especie de renovación vital en la que, entre otras cuestiones, solemos despojarnos de algunos kilos de más. ¿Qué tal si hablamos de los pesos emocionales que venimos arrastrando?  Es tiempo de sacudir la energía, de renovar el alma y de limpiarla de aquello que nos impide conectar en alta frecuencia con nosotros y con los otros.

Leer más...

Más artículos...