16
Sáb, Feb

Nutrición

El papel de la alimentación en el crecimiento y desarrollo

Aunque muchas veces se cree que son sinónimos, el crecimiento y el desarrollo en la niñez y la adolescencia son procesos diferentes, que ocurren de manera casi simultánea: el crecimiento es un proceso interior del organismo, que consiste en un aumento progresivo del número y tamaño de las células y se evidencia por el cambio en el peso y la talla; mientras que el desarrollo tiene que ver con el proceso de sociabilización, determinado por la adquisición de nuevas habilidades y aprendizajes.

Leer más...

Una dieta ayuda a disminuir las crisis en pacientes con epilepsia refractaria

La epilepsia es una enfermedad neurológica que afecta a 1 de cada 100 niños, aunque su mayor dificultad radica en que un 33% no responde favorablemente a los fármacos "tradicionales". Es por eso que una opción eficaz de tratamiento es la nutricional, puntualmente a través de un abordaje denominado dieta cetogénica (DC).

Leer más...

Grasas lácteas: de enemigas a aliadas de la salud cardiovascular

Asistimos a ciclos intercalados de demonización de diferentes nutrientes. Las grasas han sido uno de los grupos más demonizados durante décadas. De hecho, se las ha querido responsabilizar, particularmente a las saturadas, del aumento de las enfermedades cardiovasculares. Y hoy sabemos que esto no es así. ¿Por qué ocurre este fenómeno?

Leer más...

Variedad, moderación y distribución: 3 palabras claves para una alimentación saludable

En una época en la que la obesidad, el sobrepeso, la diabetes o la hipertensión están haciendo estragos, y el mensaje de comer sano se impone casi como un mantra, vale la pena detenerse a pensar de qué hablamos cuando hablamos de una dieta saludable. Porque no se trata simplemente de ingerir frutas y verduras. "Comer saludable es sinónimo de comer variado, con moderación, seleccionando alimentos de alta densidad nutricional y respetando todas las comidas principales", resume Florencia Cardone.

Leer más...

Diez alimentos antiage

El paso del tiempo afecta a todo nuestro organismo y esto se hace visible en la parte más expuesta de nuestro cuerpo: la piel. La nutrición interactúa con este proceso de envejecimiento en varios aspectos ya que, a medida que avanzamos en edad, las funciones corporales van declinando, aumenta la incidencia de enfermedades crónicas y degenerativas, y aparecen carencias de nutrientes necesarios e indispensables debido al bajo consumo de ciertos alimentos.

Leer más...

Más artículos...