09
Lun, Dic

La postura del mono

Typography
La postura del mono es de acción sobre la parte media inferior del cuerpo, de manera muy especial sobre las piernas.

Técnica:

-Colocate de rodillas en el suelo

-Estirá la pierna derecha hacia delante

-Apoyá las manos en el suelo, a ambos lados del cuerpo

-Llevá hacia atrás la pierna izquierda

-Separá las piernas tanto como puedas, evitando cualquier esfuerzo excesivo

-Descansá el tronco en el suelo y juntá las manos, por las palmas, a la altura del pecho

-Mantené el tronco erguido, al igual que la cabeza, regulá la respiración y tras retener la postura el tiempo indicado, efectuala invirtiendo la posición de las piernas.

La concentración debe estar en el entrecejo.

El tiempo de la postura es de 5 a 30 segundos, pudiendo hacerse la postura dos veces.

Para poder hacer bien esta asana es necesario insistir considerablemente en su práctica, poco a poco, evitando cualquier esfuerzo excesivo y apoyándote en las manos hasta que cedan las piernas lo suficiente como para poder descansar el tronco en el suelo.

Los beneficios son varios: combate la rigidez de todos los músculos, nervios y tendones de las piernas; fortalece el hueso sacro; mejora el riego sanguíneo a las extremidades inferiores, tonificando las venas; estimula las regiones cocígea, sacra y lumbar; revitaliza los músculos abductores; ejerce una acción muy positiva sobre las vértebras  inferiores; favorece las glándulas sexuales y fortalece los músculos glúteos.