26
Lun, Oct

La importancia del ácido fólico durante el embarazo

Typography

El ácido fólico es una vitamina del grupo B que debe ser consumida por todas las mujeres en edad fértil. En su forma natural se lo llama folato y se lo encuentra en determinados alimentos, pero con los comprimidos adicionales logramos la dosis diaria necesaria. 

Esta vitamina es altamente recomendada en el embarazo porque ayuda a la correcta gestación del bebé, al crecimiento de la placenta, de las células y tejidos, y en la producción de ADN que disminuye los riesgos de malformación del tubo neural. Éste se comienza a desarrollar en las primeras semanas de gestación, y a partir de él se formarán el cerebro y la médula espinal del bebé.

Como es tan importante, los médicos lo recetan a las mujeres que quieren quedar embarazadas prontamente, y a las que se enteran que van a tener un hijo. De esa manera, se corre con una gran ventaja si en los primeros meses, diariamente se consume un mínimo de 0.4 miligramos de ácido fólico.

Los alimentos que poseen esta vitamina, son los vegetales de hojas verdes, espinaca, espárrago, brócoli, lechuga, pan y pastas enriquecidos, arroz, lentejas, maní,  garbanzo, porotos, hígado, avellanas, almendras, arveja, riñón, cereales fortificados y naranjas. Pero como parte de la vitamina se pierde en la cocción y con la temperatura ambiente, hay que suplementar con comprimidos que nos hagan alcanzar el nivel diario necesario.

Con el ácido fólico estás previendo además, abortos espontáneos, nacimientos prematuros, bebés de bajo peso al nacer, enfermedades cardíacas, problemas urológicos o renales, labio leporino y el hundimiento del paladar.

Como es tan importante para que el bebé se geste sano y fuerte, consultá con tu médico para saber cuál es tu dosis diaria necesaria.