20
Mar, Oct

Alimentos antifatiga

Typography

¿Es muy común que te sientas fatigada, cansada, sin ganas de nada? Cuando esto te pasa no podés cumplir con todas las actividades diarias y lo que es peor, a medida que transcurren los días y el año avanza, tenés menos ganas de hacer las cosas. Concepto de Mujer te cuenta a qué se debe esta fatiga y qué debés hacer para recuperar tus fuerzas.

La fatiga es la falta de energía que conduce a que tengamos cambios en nuestro cuerpo, como cansancio, sueño y debilidad. En realidad el organismo nos está advirtiendo que tenemos que disminuir el ritmo de vida porque nos estamos sobre exigiendo. Y si no frenamos nos vamos a sentir peor y hasta podemos sufrir de fatiga crónica.

Se asocia la fatiga a la mala alimentación, a un descenso de vitaminas, de proteínas y de minerales. Como siempre decimos, no es bueno pasarse muchas horas sin comer nada, lo ideal es hacerlo en pequeñas cantidades cada 3 horas, para que no caiga nuestro valor de glucemia, que es el azúcar en la sangre, y la que nos carga de energía. Al estar largas horas sin ingerir ningún alimento aparece un desequilibrio nutricional que lleva a que tengamos fatiga. Por ello es importante respetar las 4 comidas diarias y además intercalar una fruta o algún lácteo a media mañana y media tarde.

Los alimentos que nos ayudan a combatir el cansancio son los que nos brindan calcio, hierro, potasio, zinc, sodio y magnesio y que tienen vitamina A, B y C.

Los hidratos de carbono, como las pastas, legumbres, cereales, pan y arroz como se digieren rápido y nos otorgan azúcar, son primordiales para combatir la fatiga. A su vez, los lácteos, como la leche cultivada, el yogurt y los quesos descremados, también lo son porque tienen poco contenido graso; y las lentejas y el hígado al contener hierro, son fundamentales en este tipo de dieta.

Los alimentos que tienen vitamina A son la zanahoria, el brócoli y también el hígado, los que nos aportan vitamina B, son los huevos, los cereales integrales, la levadura, las carnes, las aves, el pescado, las papas, los vegetales verdes, el melón y la banana; y la naranja, el pomelo, el limón, el kiwi, la mandarina y los pimientos nos brindan vitamina C.

Todo tipo de frutas y los frutos secos son fundamentales porque nos dan energía, al igual que algún complemento vitamínico.

El gingseng, ginkgo biloba, las algas marinas, el polen, la miel pura, el amaranto integral, la levadura de cerveza, las barrita de cereales, el germen de trigo y los aceites vegetales, son complementos energéticos que te ayudarán a no sentirte tan cansada.

Sí tenés que evitar consumir alcohol, tabaco, golosinas, gaseosas, chocolates, edulcorantes artificiales, embutidos, carnes con mucha grasa y comidas fritas.

No olvidar además, beber dos litros de agua por día, que es esencial para que tu cuerpo tenga un correcto funcionamiento, y dormir 8 horas diarias.