20
Mar, Oct

La alimentación de tu cabello

Typography

Lo fundamental para la salud en general, es cuidarnos desde adentro y ésto se consigue básicamente con una buena alimentación. En el caso del cabello sucede lo mismo, para que se vea sano y fuerte, no alcanza con usar productos capilares, también debemos ayudar con hábitos alimenticios para estar espléndidas al cien por ciento.

Para ello vamos a procurar que en nuestra dieta no falten ciertos alimentos que darán mayor fuerza, vitalidad y nutrición a nuestro cabello. Si bien la caída del pelo viene producida en muchos casos por cuestiones genéticas, cuando se debilita, porque no le llegan los nutrientes necesarios, tiene pocas esperanzas de vida.

Dentro de la nutrición, varios son los aspectos fundamentales que ayudan a fortalecer a nuestro pelo: la biotina, el ácido fólico, el ácido pantoténico, y minerales como el zinc y el hierro.

La biotina, o B7, es una vitamina que ayuda al tráfico del dióxido de carbono de nuestras células y una deficiencia suya da como resultado un debilitamiento del pelo, de las pestañas, de las cejas y también de las uñas. Algunos champúes que nos venden contra la caída del cabello afirman poseerla, pero no es así ya que no se absorbe a través de la piel. Los alimentos ricos en biotina son: hígado, yema de huevo, espinaca, levadura de cerveza, nueces y banana.

El ácido fólico se encarga de la creación de nuevas células sanguíneas y de prevenir la anemia. Después de la genética, un nivel bajo de ácido fólico puede ser una de las causas más comunes de la caída del pelo. Lo encontraremos en: espinacas, legumbres, espárragos, naranjas, algunos cereales y pipas de girasol.

El ácido pantoténico, es conocido como la vitamina B5 y es otro encargado de aportar vida a nuestras células. También es necesario para la metabolización de numerosos alimentos y se ha demostrado que retrasa la aparición de las canas y reduce la caspa. Existen champúes que lo contienen, pero al igual que ocurre con la biotina, tampoco ha quedado demostrado que se absorba con éxito a través de la piel. Lo poseen alimentos como: salmón, huevos, coliflor, repollo, levadura de cerveza, germen de trigo, jalea real y arroz integral.

Los minerales como el zinc, hierro, y el cobre, son muy importantes para proteger y fortalecer el cabello. Además de ayudar a mantener en buen estado los folículos pilosos y de ayudar al desarrollo del pelo, aumentan la testosterona y fortalecen el sistema inmunológico. Los encontrás en: apio, espárragos, berenjenas, zanahorias, arroz integral, mango, ostras, hígado y germen de trigo.

Hay ciertos alimentos que se repiten en varias listas, como es el caso del hígado, los espárragos, el germen de trigo, el arroz integral o la levadura de cerveza. Son básicos para un buen desarrollo y mantenimiento de tu pelo. Tenelos en cuenta para tu dieta, así tu cabello lucirá brilloso, fuerte y sano por fuera pero también lo estará por dentro.