18
Vie, Oct

Recuperando mi expresión

Typography

Biocreatividad es un Sistema de Aprendizaje Vivencial Reflexivo, que integra variados recursos bioenergéticos, con distintos medios Expresivo/ Creativos. 

Partimos de la bioenergética, que es un método de trabajo corporal y energético, desarrollado en EEUU desde los años ´50, por el Dr. Alexander Lowen. La misma lleva al autoconocimiento emocional, la salud y el desarrollo, a través de la administración necesaria de nuestra energía vital (bioenergía).

Con ejercicios bioenergéticos, vamos entrando en contacto con nuestro cuerpo y emociones adquiriendo conciencia de nosotros mismos por medio de la percepción, haciendo visible la movilidad disponible corporal y energética. 

Esta percepción puede ser placentera como también puede devolvernos un mapeo de bloqueos o limitaciones, tanto en bloqueos musculares pronunciados, como de baja tonicidad muscular. El objetivo es recuperar el flujo donde se generó dicha tensión.  

Cuando no podemos expresarnos de la forma que nos es necesaria, nos tensionamos. Esto permite protegernos de alguna situación vivida o inexpresada, lo que llamamos situación traumática, que supera la capacidad de comprensión y pasa al cuerpo formando una coraza de escudo. También podemos sentirlo en culturas como la nuestra, donde los ritmos vertiginosos y las exigencias nos alejan de expresiones necesarias.  

Esta armadura que nos sirvió en ese momento determinado, a veces se nos hace crónica y además de causarnos dolor, nos va imposibilitando a recuperar el fluir del caudal natural, y sin saber el motivo nos sentimos faltos de energía o desmotivados.  

A la hora de trabajar corporalmente, son datos útiles todos los signos biológicos que se puedan observar: color y temperatura de la piel, humedad y sequedad, tamaños relativos de todas las partes del cuerpo, volumen y desarrollo muscular, elasticidad y rigidez.

Al conocer exhaustivamente el LENGUAJE DEL CUERPO y de sus posturas, actitudes y movimientos expresivos, conoceremos el alma y la vida emocional pasada y presente de la persona.  

El trabajo bioenergético permite trabajar en las zonas más necesitadas aliviando las zonas de tensión y recuperando la vitalidad. Hay en nuestro cuerpo, organizados biológicamente, siete segmentos delimitados, que son unidades funcionales; cada una, relacionada con un conjunto de sensaciones y expresiones emocionales definidas. Son conocidos desde el Yoga como Centros de Energía o Chacras. 

Buscamos, desde la bioenergética, redistribuir la energía corporal integrando los distintos segmentos corporales, logrando recuperar un estado armónico y distendido de vida, así como también reaprender modelos que alivien y fortalezcan canales de expresión.