22
Jue, Oct

Diabetes: ¿De qué se trata esta enfermedad silenciosa?

Typography

La diabetes es una enfermedad silenciosa y crónica (que dura toda la vida), caracterizada por niveles altos de glucosa en la sangre. Existen diferentes tipos: la Gestacional, que aparece durante el embarazo. Las mujeres que padecen este tipo de diabetes están en alto riesgo de padecer diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular posteriormente en la vida. La Tipo 1 que necesita de  insulina, y la Tipo 2 que se asocia a sobrepeso, en este caso no alcanza la insulina porque aumenta demasiado la masa corporal.

La insulina es una hormona producida por el páncreas que sirve de llave para que la glucosa, obtenida de los alimentos, ingrese a la célula y así nos provea de energía. Y la causa de la diabetes es debido a que existe poca o nula cantidad de insulina, o no alcanza para cubrir mucha cantidad de masa corporal, por lo tanto aumenta la glucosa en sangre al no poder ingresar a la célula. 

Si no se controla mediante dieta y/o medicamentos a corto o mediano plazo, puede traer consecuencias importantes a nivel de vasos sanguíneos de mayor calibre, afectando corazón y cerebro, y en vasos de menor calibre, comprometiendo miembros inferiores,  riñones, ojos y nervios. Factores de riesgo: 

  • Edad mayor de 45 años
  • Un padre o madre o hermanos con diabetes
  • Diabetes gestacional o parto de un bebé con un peso mayor a 4 kg (9 libras)
  • Cardiopatía
  • Nivel alto de colesterol en la sangre
  • Obesidad
  • No hacer suficiente ejercicio
  • Poliquistosis ovárica (en mujeres)
  • Algunos grupos étnicos (particularmente estadounidenses de raza negra, estadounidenses de pueblos originarios, asiáticos, isleños del pacífico e hispanoamericanos).

Las personas con diabetes tienen las mismas necesidades nutricionales que cualquier otra persona. En combinación con el ejercicio y medicamentos (insulina o pastillas), la nutrición es esencial para mantener su diabetes bajo control. 

El comer una dieta balanceada y midiendo el tamaño de las porciones de comida, también ayudará a mantener un nivel de  glucosa normal.La comida es muy importante en nuestra vida y aporta más que energía, vitaminas y minerales. La compartimos con amigos y familiares, hacemos juntos las compras y cocinamos. Nos reunimos para almorzar, cenar o tomar un café. Por ello, para algunas personas el control de la comida es la parte más difícil de la diabetes. 

El plan nutricional tiene que estar bien diagramado para que se mantenga la glucosa en sangre dentro de los valores normales. Ésto no quiere decir que no tienen que existir hidratos de carbono en la dieta, todo lo contrario, tienen que estar, pero tienen que ser, en lo posible, integrales y tratar de evitar los azucares que son los que se absorben rápido y que además no aportan nada de nutrientes. 

La forma de cocinar los alimentos es muy importante. Por ejemplo en el caso de las pastas, cocinarlas al dente hace que el hidrato se absorba lentamente; al igual que combinar las harinas con vegetales, porque éstos ayudan de filtro y hacen que se impregne el hidrato más lentamente aportando además fibras, vitaminas y minerales. 

Los tiempos de las ingestas tienen que estar controlados en relación a las unidades de insulina y si ésta no se aplica, tampoco debe pasar más de 3 ó 4 horas entre una y otra. 

El ejercicio físico es otro pilar fundamental. Así mismo, se debe controlar el peso y mantenerlo dentro de los valores de peso saludable para la edad, sexo y actividad, y realizar controles regulares al médico. 

La educación para la diabetes es una herramienta imprescindible en el tratamiento y debe ser el resultado de un esfuerzo conjunto entre los gobiernos y el sector público y privado, para mejorar el tratamiento de las personas que la padecen, promover el diagnóstico temprano y prevenir o retrasar la aparición de las complicaciones. 

El no saber de esta enfermedad puede producir estragos en su autocuidado, incumpliendo las indicaciones médicas, actitudes que generan deserción o abandono de tratamientos.