29
Dom, Nov

Hogares a prueba de niños - Consejos para hacer de tu casa un lugar seguro

Typography

Una de las grandes preocupaciones que acompaña al ser padre o madre es la seguridad y el bienestar de sus hijos. Pensar que tu propia casa puede ser potencialmente peligrosa para ellos es algo que genera estrés a cualquier familia. Esta preocupación aumenta cuando el niño en cuestión es todavía un bebé. 

Por eso desde Babysits hemos preparado una guía en la que detallamos algunas de las situaciones a las que hay que prestar especial atención y te damos consejos para convertir tu casa en un hogar a prueba de niños. 

 

 Ventanas, puertas y escaleras

Las ventanas siempre han sido consideradas como un peligro para los niños. Por lo general, se suele optar por la instalación de sistemas de bloqueo adicionales o cerraduras especiales para evitar que los niños puedan abrirlas. Por otra parte, alguna gente opta por la colocación de rejas en el exterior de sus ventanas, sobre todo cuando se vive en un edificio alto, para evitar accidentes aún cuando los niños se asomen y poder dejar las ventanas abiertas sin preocuparse. 

Es posible que quieras evitar que los pequeños entren en habitaciones como la despensa, ya que suelen tener más objetos potencialmente peligrosos. Sin embargo, los niños son curiosos por naturaleza. Para evitar exploraciones no deseadas, lo mejor es utilizar sistemas de bloqueo en los pomos de las puertas que harán que abrirlas sea imposible para los niños. 

Las escaleras son uno de los grandes peligros de una casa, ya que las consecuencias de un pequeño tropiezo pueden ser graves. Por eso, la mayoría de las familias opta por instalar puertas de seguridad para bebés, en ambos extremos, que son fáciles de manejar por los padres pero impiden el acceso a bebés y niños en edades tempranas. Además, es importante asegurarse de que las escaleras tengan una buena barandilla. 

Espacios de juego, suelo y desniveles

Es importante que los espacios dedicados al juego y los que el niño vaya a pasar la mayor parte de su tiempo estén libres de objetos potencialmente peligrosos como objetos puntiagudos o cosas muy pequeñas que puedan llevarse a la boca. 

Es posible que los niños se tropiecen, sobre todo cuando comienzan a gatear y a andar. Por eso, es importante despejar el suelo de cualquier objeto que pueda ser un obstáculo y evitar los desniveles entre habitaciones. 

Muebles

Cuando los niños empiezan a gatear y a andar es difícil evitar que se choquen con alguno de los muebles de la casa, por eso es importante asegurar las esquinas para que, si se dan un golpe, este sea poco fuerte y no provoque heridas. 

Es importante que nunca dejes desatendido al niño en un mueble alto, como puede ser un cambiador o una trona (si no se ha abrochado el sistema), ya que, en pocos segundos, puede producirse una caída potencialmente peligrosa teniendo en cuenta la altura de estos muebles. 

Para evitar caídas, generalmente, suelen utilizarse barandillas que se anclan a la estructura de la cama. Cuando todavía se utiliza una cuna, es útil asegurarse de que el colchón sea bajo, ya que, así, será más difícil que los niños salgan de ella cuando aprendan a ponerse de pie. 

Los cajones también pueden ser un peligro potencial, para evitar que los niños se pillen los dedos puedes instalar cierres de seguridad para bebés. Por último, también es importante proteger los enchufes, porque suelen estar a alturas bajas fácilmente accesibles por bebés y niños en edades tempranas. 

Agua

Es esencial no dejar al niño desatendido en lugares en los que esté rodeado de agua como bañeras o piscinas, ya que los niños pueden ahogarse, incluso, en centímetros de agua. 

Sustancias peligrosas

Sustancias como medicinas, detergentes o alcohol, entre otros, deben mantenerse fuera del alcance de los niños y ser guardados inmediatamente después de su utilización en armarios cerrados con llave o encima de éstos. 

Sabemos que es difícil poder controlar todo lo que ocurre alrededor de un niño y creemos que tenerlo dentro de una burbuja tampoco es recomendable. Es bueno que exploren, por ello, estos trucos te ayudarán a que tu hijo investigue y aprenda, pero en un ambiente seguro. 

No hay nada mejor que saber que tus hijos están seguros en casa.

Si estás buscando una niñera o ya tenés una, asegurate de explicarle cómo mantener seguro a tu hijo/a y la forma en las que protegiste tu casa.