23
Vie, Oct

Los tratamientos de las enfermedades no relacionadas con la pandemia no deben estar en cuarentena

Typography

En el contexto actual existe una creciente preocupación por la significativa disminución de las consultas médicas, una menor asistencia a las guardias hospitalarias y una reducción importante en la realización de estudios de diagnóstico, lo que puede traer aparejado un incremento de complicaciones prevenibles en distintas enfermedades.

 

"En lo que respecta al cáncer de mama, estamos viendo que hay un 70% de pacientes que no están realizando sus chequeos por temor a salir a la calle", alerta el doctor Juan Luis Uriburu, presidente de la Sociedad Argentina de Mastología y remarca que "del mismo modo disminuyeron también los controles de otras patologías que pueden requerir un ajuste de la medicación, y que en caso de no hacerlo el riesgo puede ser mucho mayor."

En este sentido, el Dr. Jorge Nadal, oncólogo del Instituto Alexander Fleming asegura que las consecuencias de abandonar una medicación por su cuenta o automedicarse, pueden conllevar a problemas de salud de magnitudes considerables y en algunos casos poner en riesgo la vida del paciente. En estos casos, por consultas remotas o presenciales, la evaluación con el médico de cabecera o especialista es fundamental.

Si bien los especialistas del Fleming coinciden en que, hasta ahora, no se registra un abandono de tratamientos en curso, las consecuencias de hacerlo o de no consultar a tiempo ante un síntoma relacionado con la enfermedad pueden incidir seriamente en el pronóstico y expectativa de vida. "Es fundamental entender que los tratamientos de las enfermedades no relacionadas con la pandemia no estén en cuarentena o en suspenso y sigan su curso. La consulta médica, ya sea presencial o virtual es la forma más eficaz de soslayar esta dificultad", señala el Dr. Nadal.

Controles que no pueden dejar de hacerse

Según el Dr. Martín Loza, ginecólogo y mastólogo del Instituto Fleming, esta pandemia ha modificado los estándares de cuidado de la salud de la mujer, con nuevas indicaciones: "A las pacientes sanas, asintomáticas y sin antecedentes se les sugiere postergar sus controles ginecológicos y de mama habituales. Aquellas con tumores preexistentes, aunque sean asintomáticas, se les recomienda una primera consulta remota y de acuerdo a cada situación particular, se resuelve por esa vía o se procede posteriormente a consultas presenciales."

El Dr. Uriburu remarca que los estudios de seguimiento de pacientes con cáncer de mama deben continuar: "Aquellas pacientes que tengan otras enfermedades o condiciones que las coloca dentro del grupo considerado de alto riesgo para el Covid-19, podrían esperar unos meses para efectuar sus estudios. Pero si la paciente está fuera de ese grupo y estaba en tratamiento o seguimiento, deben realizarse todos los controles tomando los recaudos necesarios." El Dr. Luciano Cassab, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Mastología, agrega que: "ante un diagnóstico de sospecha, las punciones biopsias que aclaren la etiología, también deben realizarse."

"Las mujeres operadas de cáncer de mama, finalizado el eventual tratamiento quimioterápico y/o radioterápico deben realizar controles clínicos cada tres meses los primeros años con mamografía y ecografía anuales. Es fundamental el diagnóstico precoz ante una eventual recaída en la mama o en el lecho de la mastectomía dado que debe ser tratada en el momento de su confirmación y no demorar el tiempo para resolverlo. En estos casos la consulta no debe postergarse por la pandemia", destaca el Dr. Federico A. Coló, Director Médico del Fleming.

Por su parte, el Dr. Gonzalo Giornelli, Jefe del Departamento de Oncología Genito-Urinaria del Fleming, afirma que "durante los primeros dos años post diagnóstico de un cáncer, deben realizarse todos los controles en el tiempo solicitado, y en pacientes bajo tratamiento activo de quimioterapia, el análisis de sangre o los estudios por imágenes son vitales para evaluar su efectividad." Del mismo modo aclara que "la mayoría de los tumores ginecológicos tienden a recaer en los primeros 2 años de haber finalizado el tratamiento, por lo tanto, abandonar los controles en esa instancia también puede ser perjudicial."

En relación a cómo proceder con los estudios efectuados antes de la cuarentena y que el medico no llegó a ver, una opción es solicitar al centro de diagnóstico que envíe los mismos de manera digital y luego, acercárselos al médico solicitante en forma presencial o virtual  (videoconferencia, email o whatsapp). "Nosotros estamos atendiendo en consultorio descentralizados", aclara el Dr. Uriburu y remarca que: "aunque verlos a distancia no es lo más adecuado, si hay alguna imagen o informe que llamen la atención, podremos avanzar en el correcto diagnóstico."

Pacientes con cáncer: síntomas de alerta

Los especialistas enumeran distintos signos para no dejar pasar y consultar al médico. "La paciente con cáncer de mama debe estar alerta a algún cambio en la piel de la mama, un bulto, un derrame por el pezón, la presencia de algún ganglio axilar o cervical, a dolores óseos puntuales en alguna zona no referida con anterioridad o a la dificultad en la respiración", afirma el Dr. Cassab.

En el mismo sentido, el Dr. Nadal recomienda prestar atención a la aparición de nódulos mamarios o en otras áreas del cuerpo, ganglios agrandados, hinchazón del brazo, dolor persistente o progresivo no controlado, adormecimiento de extremidades, hinchazón abdominal, síntomas neurológicos, entre otros. La pérdida de peso o apetito no es un síntoma frecuente de cáncer de mama. Si están bajo tratamiento oncológico con agentes que puedan producir toxicidad hematológica ya sea en hospital de día o ambulatorios, la consulta más importante es en caso de fiebre >38°C o síntomas febriles.

En el caso de tumores ginecológicos el Dr. Giornelli aconseja consultar si hay sangrado vaginal, distensión abdominal o trastornos digestivos que persisten más de dos días.

Protocolos contra el Covid-19 en los centros de salud

En cuanto a las estrategias que se implementan para proteger a quienes van al Instituto Fleming el Dr. Coló explica que se extremaron todas las medidas de bioseguridad debido a las características de sus pacientes en tratamiento con drogas quimioterápicas, que los hace más vulnerables por estar inmunocomprometidos.

Cómo cuidarse si se debe asistir a una clínica:

- Concurrir con barbijo/máscara.

- Mantener el distanciamiento social.

- Cumplir con las normas que se informan al ingreso de la institución.

- Reducir la concurrencia de acompañantes.

- Realizar higiene de manos.

Finalmente, el Dr. Nadal recomienda tener conciencia de la situación actual y sus consecuencias. "El curso de las enfermedades oncológicas no se altera con la pandemia. Se han tomado todas las medidas de protección para que los pacientes sigan con sus controles y tratamientos con el máximo de seguridad. El riesgo de contagiarse es extremadamente bajo en este momento. No hay que quedarse con dudas, una teleconsulta puede ser importante y  a veces suficiente.  El médico decidirá si se necesita una consulta presencial. Y no dejar de hacer los controles recomendados. Es esencial mantener, respetar y hacer respetar las normas de protección", concluye el especialista.