06
Lun, Jul

Coronavirus y Cáncer de Mama

Typography

Los especialistas de la Sociedad Argentina de Mastología responden a las preguntas más frecuentes en torno al Coronavirus y su relación con el cáncer de mama. En este informe, en constante actualización según el avance de los hechos, la SAM clasifica y aclara dudas recurrentes y los temas que más preocupan a los pacientes, como por ejemplo, si es necesaria la aplicación de la vacuna antigripal, cómo  deberían proceder si presentaran síntomas de COVID-19 y la mejor manera de extremar las medidas de seguridad para una adecuada prevención.


 Una de las consultas más frecuentes es si haber sido tratada o estar bajo tratamiento por cáncer de mama convierte a una persona en paciente de riesgo frente al coronavirus. Los especialistas de la Sociedad Argentina de Mastología afirman que en relación al COVID-19 existen dos factores de riesgo ajenos al cáncer de mama: la edad y el estado general de salud.

Las pacientes que se encuentran bajo tratamientos con inmunosupresores, como por ejemplo, la quimioterapia, radioterapia o inmunoterapia, deberán reforzar todas las medidas de prevención necesarias ya que están inmunocomprometidas. En estos casos, es su oncólogo o mastólogo de cabecera quien les indicará cómo continuar con el tratamiento y qué recaudos adicionales debe tener en cuenta.

Las pacientes que fueron tratadas y se encuentran libres de enfermedad, tienen el mismo riesgo que la población general, por lo tanto la edad y/o la preexistencia de alguna patología deben tenerse en cuenta para determinar si se encuentra dentro del rango de riesgo.

Aquellas pacientes que están bajo indicación de Tamoxifeno, Anastrozol, Exemestane u otro tratamiento hormonal, no se encuentran inmunocomprometidas ya que son tratamientos que han demostrado disminuir la reaparición del tumor a 10 años.

De todas maneras, una persona que está bajo tratamiento por cáncer de mama debe extremar las medidas de seguridad que rigen actualmente.

- No salir si no es necesario. De hacerlo, evitar el transporte público, no concurrir a lugares masivos y/o cerrados porque son fuente de propagación del virus y, sobre todo, no tener contacto con personas que presenten algún síntoma.
- Evitar tocarse la cara, en especial la boca, la nariz y los ojos.
- Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o con alcohol en gel.
- No compartir mate, bebidas, alimentos, vajillas, ni objetos personales con nadie.
- Limpiar con agua y lavandina las superficies de contacto como escritorios o picaportes.
- Ventilar los ambientes.
- Al toser o estornudar, taparse la boca y la nariz con el pliegue del codo.
- Usar barbijo

La vacuna antigripal
Otra de las dudas frecuentes es si la paciente debe aplicarse la vacuna contra la gripe, tal como se recomienda actualmente para toda la población.
Los especialistas explican que existen dos tipos de vacunas antigripales:

A) Las vacunas vivas atenuadas, que poseen el virus atenuado y por lo tanto, no son las indicadas para las pacientes que se encuentran bajo tratamiento de inmunoterapia, ya que su actividad inmunológica se encuentra disminuida. El organismo no podría generar los anticuerpos y desarrollaría la enfermedad.

B) Las vacunas inactivas, que poseen el virus inactivo. Estas se podrían aplicar pero, al estar disminuida la inmunidad del organismo, podría no producir el efecto deseado. 
Lo ideal es aguardar tres meses luego de haber terminado el tratamiento, momento en el cual se reactiva el sistema inmune. A partir de ahí, todas las pacientes deben vacunarse, según lo indica el calendario de salud.

Cuidados durante la cuarentena
El confinamiento obligatorio ordenado para controlar la propagación del coronavirus desencadena muchas inquietudes, en especial en aquellas personas bajo tratamiento.

La Sociedad Argentina de Mastología señala que toda paciente que se encontraba bajo tratamiento de inmunoterapia, quimioterapia o radioterapia, no debe abandonarlo.

Sí se deberán reforzar todas las medidas de prevención necesarias ya que estarán inmunocomprometidas.

En cuanto a llevar a cabo o postergar una cirugía para evitar la internación en un centro médico, cada paciente deberá evaluar su caso particular con su médico. Si se considera pertinente realizar la cirugía en este momento, se tomarán los recaudos necesarios durante todo el proceso (preoperatorio y postoperatorio) para evitar riesgos o infecciones.

En cuanto a la forma de proceder ante la aparición de signos del coronavirus, los expertos de SAM recomiendan que si la persona está en pleno tratamiento con quimioterapia, radioterapia o inmunoterapia, y se ha contactado con alguien proveniente de lugares afectados o tiene fiebre o algún síntoma asociado a un síndrome gripal, debe comunicarse primero con su oncólogo/a quien la orientará a esclarecer el cuadro.

Defensas altas y estudios de control
Para fortalecer el sistema inmunológico es esencial alimentarse correctamente: consumir cítricos (naranja, pomelo, limón), yogures (probióticos), atún, por su alto contenido en Omega 3, frutos secos, etc. Todos estos alimentos son aliados para estar bien nutridos y fortalecer el sistema inmunológico. Además, ahora que comienza a descender la temperatura, hay que resguardarse del frío, no fumar ni tomar alcohol en exceso.

Otro tema que preocupa mucho a quienes están o han estado bajo tratamiento es la realización de sus estudios médicos. Si la persona se encuentra bajo control post-quirúrgico o debía realizar un estudio específico por el seguimiento de alguna patología en particular, deberá consultar con su mastólogo la posibilidad de postergarlo.

En relación a los estudios anuales de control -y siendo una mujer sin antecedentes de cáncer de mama- es preferible dejar los mismos para cuando haya desaparecido el riesgo de contagio del coronavirus.

En esta época sí es recomendable realizar el autoexamen mamario ya que las mujeres tienen la ventaja de poder practicarlo a solas en la comodidad de su hogar y estar atentas a la aparición de un bulto, cambio de color o anomalía en la piel.

Recordar que lo más importante en cuarentena es, en la medida de lo posible, no salir de casa, concluyen los especialistas del SAM.