23
Dom, Feb

Cuidar la higiene de los alimentos y prevenir intoxicaciones

Typography

Una alimentación saludable no requiere solamente incorporar alimentos variados y de forma equilibrada, sino también el cuidado de la higiene de los mismos. Consejos para evitar la contaminación de las comidas.

 

 

Un alimento seguro o inocuo es aquel que no está contaminado por bacterias, virus, parásitos, sustancias tóxicas o agentes físicos externos que alteran sus características originarias (aspecto, sabor, olor).

 

Evitar la contaminación de nuestras comidas es posible. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) siguiendo los consejos de los especialistas y aplicándolos a nuestra vida cotidiana se reduce considerablemente el riesgo de contraer enfermedades de origen alimentario.

 

Tips a tener en cuenta:

 

1. Cocinar suficientemente los alimentos

La adecuada cocción garantiza la destrucción de los gérmenes.

 

2. Comer los alimentos inmediatamente después de cocinarlos

Evita la proliferación de microbios.

 

3. Guardar cuidadosamente los alimentos cocinados

Si no van a ser consumidos enseguida hay que colocarlos en la heladera, el congelador o el freezer. No dejarlos nunca a temperatura ambiente.

 

4. Calentar suficientemente los alimentos cocidos

La mejor manera de hacerlo es a fuego mínimo durante el tiempo necesario para que el interior quede muy caliente. En el caso de alimentos que se comen fríos es conveniente consumirlos apenas se retiran de la heladera.

 

5. Evitar el contacto entre los alimentos crudos y los cocidos

Los alimentos cocidos pueden contaminarse por el contacto con alimentos crudos.

 

6. Asegurar una correcta higiene tanto de la persona encargada de manipular los alimentos como del lugar donde se cocina

 

7. Mantener los alimentos fuera del alcance de insectos, roedores y animales domésticos

 

8. Utilizar agua potable de red o potabilizarla

Con 2 gotas de lavandina por litro de agua, o bien hirviéndola durante 5 minutos.

 

9. Cubrir y proteger los alimentos

Tanto para aquellos que se coloquen en la heladera como los que queden expuestos a temperatura ambiente.

 

Diferencias entre orgánico, natural y saludable

 

Existe una diferencia entre los  alimentos orgánicos (son cultivados sin pesticidas artificiales, fertilizantes o herbicidas); los alimentos naturales (están libres de ingredientes sintéticos, artificiales o aditivos) y los alimentos saludables, un término general que se puede aplicar a los alimentos naturales u orgánicos, o a los alimentos regulares que han pasado por menos procesamiento de lo usual, como las harinas molidas en piedra o de grano entero.

 

Ninguna de estas caracteristicas hacen a nuestros alimentos libres de riesgos de contaminación.

Alimentos orgánicos y niños

Un producto orgánico es aquel que está certificado por una autoridad competente. En Argentina, la Cámara de Certificadoras nuclea a las empresas habilitadas por el Estado para tal fin. Se define como orgánico un sistema de producción diferenciado cuyo resultado es un alimento libre de químicos y sustancias tóxicas reales o potenciales para la salud humana.

Los bebés y los niños son cuatro veces más susceptibles que los adultos a los químicos y los absorben más fácilmente. Sus órganos están en desarrollo y el sistema digestivo no es capaz de eliminarlos. Algunas de estas sustancias pueden bloquear la absorción de nutrientes vitales para un crecimiento y desarrollo saludable. Por eso es tan importante, los consejos señalados arriba.  

Las papillas orgánicas, son una opción práctica, saludable y confiable para papás modernos ya que las frutas y verduras con las que se realizan se cosechan en fincas certificadas orgánicamente y no existe riesgo de toxicidad. Consumir este tipo de productos, ayuda a un crecimiento fuerte, sano y natural.

Más recomendaciones

 

Al consumir frutas o verduras

-Las superficies de las frutas y verduras pueden estar contaminadas por bacterias, virus o parásitos. Por eso es fundamental lavarlas con abundante agua.

-Eliminar las hojas exteriores y lavar el resto, una por una, con agua potable.

-Si se usan cáscaras de cítricos, cepillarlas bien previamente.

-Eliminar las hojas exteriores de vegetales de hoja rugosa, tales como repollo o lechuga.

-Consumir en lo posible verduras y frutas de estación porque conservan mejor sus propiedades.

-Es conveniente almacenarlas en un lugar fresco y bien ventilado.

 

 

Al manipular los alimentos

-Evitar el contacto entre alimentos crudos y cocidos.

-Separar la carne cruda (vacuna, pollo o pescado) del resto de los alimentos de la heladera. Guardar la carne tapada.

-Utilizar utensilios de distinto tipo para procesar los alimentos crudos y los cocidos.

 

Al limpiar

-Mantener la higiene personal: manos limpias, uñas cortas, pelo limpio y recogido.

-Las superficies y utensilios de cocina deben estar limpios.

-Mantener el interior de la heladera en condiciones higiénicas.

-Cambiar o lavar frecuentemente el paño de la cocina.

 

Se recomienda aplicar estos tips en nuestro día a día para evitar enfermedades transmitidas por los alimentos y mejorar así, nuestra calidad de vida.