14
Sáb, Dic

Minilifting sin cirugía

Typography

¿Cuáles son las soluciones estéticas que ofrecen resultados naturales, acompañando el paso de los años y sin entrar al quirófano?


Quienes entran al consultorio de medicina estética suelen recurrir a las mismas frases: “Quiero resultados naturales, que no se note que me hice algo”; “No quiero perder la identidad de mi rostro”; “Deseo eliminar mis arrugas, pero tengo miedo que mi cara quede como la de aquel artista”.

Afortunadamente, el paso de los años hoy es un concepto asociado a la evolución, más que al envejecimiento. Y esto se aplica no solo a las personas, sino también a aquellas técnicas de renovación facial, que se adaptan a las necesidades actuales de quienes las eligen y buscan en ellas acompañar las nuevas etapas de la vida sin cambiar radicalmente su aspecto ni ocultar su edad.

Las alternativas mini invasivas permiten retrasar las opciones quirúrgicas, aunque, como asegura la Prof. Dra. Andrea R. Miranda, ambas se complementan. Se utiliza una u otra dependiendo del caso particular y del momento de cada persona, potenciando la belleza que cada uno tiene. La toxina botulínica y el ácido hialurónico son las más conocidas y demandadas debido a que permiten retrasar varios años las opciones quirúrgicas, por lo que se convierten en una alternativa al lifting, aunque haya que realizar mantenimientos periódicos.

Los rellenos dérmicos se integran muy bien a la piel, suavizan y rellenan arrugas y líneas, restauran los volúmenes faciales y rehidratan la piel.

La toxina botulínica se utiliza principalmente en las zonas donde son más notorias las arrugas dinámicas, es decir, aquellas relacionadas con las expresiones faciales. El ácido hialurónico, por otra parte, es un componente natural de su piel que tiene la capacidad de retener el agua, lo que lo hace la elección perfecta para mantener la suavidad y el volumen, así como reposicionar las estructuras faciales que caen con el paso del tiempo. Se consiguen resultados de apariencia muy natural con su uso.

Según la experta, actualmente la medicina estética está evolucionando mediante la búsqueda de un rejuvenecimiento natural integral del rostro, acorde a las necesidades de cada persona. Hoy en dia hay una revolución de la belleza, la idea es embellecer sin deformar. En este punto, la comunicación con los pacientes y la consideración de sus aspectos no solo físicos, sino mentales y emocionales, son claves, llevando adelante un tratamiento integral, interdisciplinario y personalizado.

Atendiendo principalmente a lo que se conoce como envejecimiento dinámico, la aplicación de los rellenos debe realizarse de forma localizada, de acuerdo a la especificidad de cada persona y las proporciones de su rostro, por eso es importante acudir a un inyector que sea experimentado en el tema y que utilice productos aprobados por la ANMAT y la FDA.

El abanico de tratamientos no se limita a los rellenos más conocidos. ¿Qué soluciones médico estéticas recomienda la Dra. Miranda y en qué casos se realiza cada una?

Minilifting con hilos tensores de PDO

¿Para que casos está indicado? Flacidez cutánea, elevación de las mejillas o de las cejas, patas de gallo, surcos nasogenianos y líneas de marioneta, doble mentón, estrechamiento del mentón, papada, entre otros.

Esta técnica médica de retensado de la piel minimiza la flacidez cutánea facial y mejora el tono, sin cirugía ni reposo. Se obtiene un resultado terapéutico natural al mejorar y reactivar los componentes de todas las capas de la piel. Este método está basado en la implantación de múltiples mini hilos de Polidioxanona (PDO), formando una red vectorial que actúa como soporte de los tejidos, lo que provoca el efecto tensor, apreciable de forma inmediata. Además, favorece la producción natural de colágeno, activa el riego sanguíneo y los canales linfáticos, mejorando notoriamente la celulitis flácida.

La Polidioxanona es un material extremadamente seguro utilizado habitualmente en medicina y no produce alergias ni rechazos. El organismo reabsorbe los hilos tensores en el plazo de 8 a 10 meses, con la ventaja de que su efecto tensor perdura.

Su acción se potencia al combinarse con otras técnicas que estimulan la regeneración de la piel, como el plasma rico en plaquetas + Vitaminas, láser y carboxiterapia subcutánea. La sesión dura aproximadamente media hora y no requiere reposo posterior.

Procedimiento médico láser

Indicado para la piel fotoenvejecida y dañada, con arrugas, surcos, manchas, cicatrices y estrías, flacidez cutánea y muscular, rejuvenecimiento de la piel, reducción de las arrugas finas de labios, frente y patas de gallo.

A través de la emisión de un haz de luz controlado con un escáner, penetra en la piel a modo de columnas térmicas hasta la dermis profunda. Estas columnas térmicas son zonas microscópicas separadas por tejido circundante sano que contiene células con capacidad para promover una rápida cicatrización. La energía que penetra en la dermis profunda genera un calentamiento local que repara el colágeno dañado y genera nuevo. Los resultados son inmediatos, permanentes y  duraderos.

En general, la sesión dura aproximadamente 30 minutos por zona a tratar y requiere uno o dos días de reposo ya que se pueden presentar rojeces. Es un láser extremadamente seguro. Se puede combinar perfectamente con toxina botulínica, lifting con hilos o los rellenos de arrugas para potenciar los efectos.

Radiesse

Ideal para tratar las líneas de marioneta, pliegues nasolabiales, corrige arrugas superficiales y profundas aportando volumen. También está indicado para el aumento de pómulos y mentón, marcación mandibular o para disimular la papada.

El componente principal de Radiesse es la hidroxiapatita de calcio sintética y se utiliza tanto como relleno como para bioestimulación. Es un tratamiento no invasivo y duradero que puede proporcionar diversos efectos en función de la técnica, la cantidad de producto que utilicemos y, por supuesto, de la anatomía de cada paciente.

Se puede aplicar en rostro, cuello, escote y sus resultados son inmediatos. La duración del procedimiento médico es de unos 20 minutos y permite reintegrarse a la vida normal inmediatamente. Para finalizar, la experta destaca que mejora la calidad de la piel gracias a la estimulación de colágeno.