14
Jue, Nov

Si lo podés imaginar, lo podés imprimir en 3D

Typography

Puede sonar exagerado pero no; si lo podés imaginar lo podés imprimir en tres dimensiones.

 

La impresión 3D permite producir objetos tridimensionales a partir de un modelo que se diseña en forma digital en una computadora. Tiene gran utilidad para crear prototipos, probar un diseño antes de lanzar la producción masiva y fabricar internamente algún repuesto de sus máquinas o las piezas de un  producto”, introduce Laurent Rodriguez Co-fundador de Trideo –compañía que ofrece servicios de consultoría y equipos para impresión 3D.

De este modo, una impresora 3D es una máquina capaz de construir estructuras físicas pensando en un objeto real y materializándolo sobre la mesa. El resultado es un elemento completamente personalizado hecho de un solo cuerpo, el que puede servir por sí solo o para ser parte de una estructura más grande y compleja.

Una de las aplicaciones en la industria es la impresión de modelos para la fundición, que suelen ser caros e involucrar tiempos de fabricación largos. Con la impresión 3D, podemos reducir los tiempos y los costos hasta un 90% según el diseño”, asegura Rodríguez de Trideo quien además remarcó que “vimos un interés creciente de las Pymes y del sector industrial, no solamente para imprimir cosas pequeñas, sino para confeccionar repuestos para maquinarias pesadas".

Los especialistas de Trideo nos revelan algunas de las creaciones más interesantes, logradas con impresoras 3D:

Juguetes: desde piezas para armar figuras de acción hasta bustos de superhéroes. Todo se puede modelar por medio de la impresión 3D. Aún más si son fans de series como Game of Thrones donde la pieza más demandada puede ser el trono de hierro.

Carcasas de celulares: con el auge de smartphones como el iPhone en donde no solo prevalece la utilidad del dispositivo sino que también resalta su aspecto como artículo de moda, la innovación en carcasas es otra utilidad. Diseños para todas las edades y marcas de móviles. A color o simplemente para que el celular resista las caídas. Las opciones son variadas y con materiales muy resistentes.

IoT (internet of things) realización de pequeñas series (100-500 unidades) de gabinetes para integración de placa electrónica para relevamiento de data para agricultura por ejemplo.

Cuadros y obras de arte: el arte plástico o la expresión artística fue una evolución natural dentro del uso de las impresoras 3D. La combinación entre innovación, diseño, tecnología y materializar lo imaginado, van de la mano en esta aplicación.

Arquitectura y diseño: En el diseño del hogar hay más aplicaciones aún. Desde soportes, estantes o adornos hasta lámparas para decoración interior, como es el caso de Doña 3D, cliente de Trideo.

Repuesto 3D: Para máquinas industriales. Evitan de esa manera de tener una máquina parada por esperar que el repuesto original les llega de afuera del país. Tiempo de fabricación de la pieza y de procurement mucho más rápido con la impresión 3D y a un precio muchísimo más bajo.

Prótesis: El reconocido por su labor Gino Tubaro, por ejemplo, se abastece del equipamiento de Trideo para producir prótesis. Para Tubaro “Una impresora 3D es una máquina para concretar sueños”.

Más allá de lo imaginado: A través de la bioimpresión 3D se han logrado imprimir partes del cuerpo humano del tamaño preciso que necesita el paciente, hechas de un material compatible con el tejido orgánico en caso de necesitar el reemplazo de ciertos órganos dañados.

Puede sonar exagerado pero no; si lo podés imaginar lo podés imprimir en tres dimensiones.

La impresión 3D permite producir objetos tridimensionales a partir de un modelo que se diseña en forma digital en una computadora. Tiene gran utilidad para crear prototipos, probar un diseño antes de lanzar la producción masiva y fabricar internamente algún repuesto de sus máquinas o las piezas de un  producto”, introduce Laurent Rodriguez Co-fundador de Trideo –compañía que ofrece servicios de consultoría y equipos para impresión 3D.

De este modo, una impresora 3D es una máquina capaz de construir estructuras físicas pensando en un objeto real y materializándolo sobre la mesa. El resultado es un elemento completamente personalizado hecho de un solo cuerpo, el que puede servir por sí solo o para ser parte de una estructura más grande y compleja.

Una de las aplicaciones en la industria es la impresión de modelos para la fundición, que suelen ser caros e involucrar tiempos de fabricación largos. Con la impresión 3D, podemos reducir los tiempos y los costos hasta un 90% según el diseño”, asegura Rodríguez de Trideo quien además remarcó que “vimos un interés creciente de las Pymes y del sector industrial, no solamente para imprimir cosas pequeñas, sino para confeccionar repuestos para maquinarias pesadas".

Los especialistas de Trideo nos revelan algunas de las creaciones más interesantes, logradas con impresoras 3D:

Juguetes: desde piezas para armar figuras de acción hasta bustos de superhéroes. Todo se puede modelar por medio de la impresión 3D. Aún más si son fans de series como Game of Thrones donde la pieza más demandada puede ser el trono de hierro.

Carcasas de celulares: con el auge de smartphones como el iPhone en donde no solo prevalece la utilidad del dispositivo sino que también resalta su aspecto como artículo de moda, la innovación en carcasas es otra utilidad. Diseños para todas las edades y marcas de móviles. A color o simplemente para que el celular resista las caídas. Las opciones son variadas y con materiales muy resistentes.

IoT (internet of things) realización de pequeñas series (100-500 unidades) de gabinetes para integración de placa electrónica para relevamiento de data para agricultura por ejemplo.

Cuadros y obras de arte: el arte plástico o la expresión artística fue una evolución natural dentro del uso de las impresoras 3D. La combinación entre innovación, diseño, tecnología y materializar lo imaginado, van de la mano en esta aplicación.

Arquitectura y diseño: En el diseño del hogar hay más aplicaciones aún. Desde soportes, estantes o adornos hasta lámparas para decoración interior, como es el caso de Doña 3D, cliente de Trideo.

Repuesto 3D: Para máquinas industriales. Evitan de esa manera de tener una máquina parada por esperar que el repuesto original les llega de afuera del país. Tiempo de fabricación de la pieza y de procurement mucho más rápido con la impresión 3D y a un precio muchísimo más bajo.

Prótesis: El reconocido por su labor Gino Tubaro, por ejemplo, se abastece del equipamiento de Trideo para producir prótesis. Para Tubaro “Una impresora 3D es una máquina para concretar sueños”.

Más allá de lo imaginado: A través de la bioimpresión 3D se han logrado imprimir partes del cuerpo humano del tamaño preciso que necesita el paciente, hechas de un material compatible con el tejido orgánico en caso de necesitar el reemplazo de ciertos órganos dañados.