16
Sáb, Feb

Verano: tips para tener en cuenta

Typography

Desde el Centro Estetique te dejamos unas recomendaciones a seguir tanto antes como después de tomar sol, para que estés siempre bien cuidada.

 

Antes de exponerse al sol:

-No  exponerse al sol con maquillaje.

-Depilarse siempre a última hora de la tarde.

-No realizar ningún tratamiento dermoestético como peelings, luz pulsada, etc. Si estamos realizando algún tratamiento que no debemos o no deseamos interrumpir, consultar sobre el tipo de pantalla solar adecuada a cada situación en particular.

-No colocar productos para acné, antienvejecimiento, blanqueadores o renovadores de la piel sin consultar al dermatólogo. Muchos de ellos tienen medicación incompatible con la exposición solar. Se debe consultar también sobre los medicamentos  por vía oral, ya que algunos son sensibilizantes a la luz solar y pueden producir quemaduras.

-Evitar el sol entre las 10 y las 16. En ese horario hay que estar en la sombra absoluta.

-El dermatólogo debe recomendar a cada persona el que le corresponde, ya que depende de su tipo de piel, de sus hábitos, de su edad, etc.

-Aplicarlo siempre 20 minutos antes de la exposición y renovarlo cada 2 horas. También, al salir del agua o si se transpira.

-Usar ropa clara, de jean o algodón, sombreros de ala ancha (7 cm) y anteojos de sol adecuados. Aún así no se debe usar únicamente ropa clara aunque se crea más fresca, porque las remeras o pantalones de trama cerrada y de colores oscuros protegen mejor la piel de los rayos.

-Aunque se utilice un protector alto no quiere decir que se pueda estar al sol todo el día. Se debe auto regular.

-El protector debe aplicarse en toda la piel expuesta al sol y debe prestarse especial atención en zonas como los tobillos, el escote o la cabeza en caso de calvos naturales o rapados.

-Se recomiendan aproximadamente 2 miligramos por centímetro cuadrado de piel.

-Menores de seis meses no deben estar expuestos al sol.


Después de exponerse al sol

-La correcta hidratación se logra tomando 2 litros de agua por día como mínimo.

-Colocar una crema, gel o emulsión hidratante después de la exposición al sol. Conviene que el producto contenga vitamina A, C y E, que son nutrientes de la piel y antioxidantes.