21
Mié, Nov

Wellness Medicine: vivir sin estrés física, mental y espiritualmente es posible

Typography

El estrés influye en el estado de ánimo, en el comportamiento, en la sensación de bienestar y en nuestra salud general, como consecuencia de las exigencias de una sociedad hiperconectada, que nos exige ser ciento por ciento multitasking.  La Dra. Cristina Sciales, referente de la filosofía de wellness medicine, comparte tips para que podamos vivir sin estrés.

 

 Si bien cierta dosis de estrés no es mala, ya que nos mantiene alertas y nos estimula, si se convierte en una constante  puede comprometer seriamente nuestra salud.

Cansancio al levantarse, pérdida de la memoria reciente, distracciones frecuentes, falta de paciencia, ira repentina, temas cotidianos que no resolvemos, episodios de angustia, enfermedades frecuentes (desde resfríos, dolor de cabeza, pérdida del cabello, colon irritable, etc.), todas señales de un cuerpo que no está en su eje por efecto de las cargas emocionales, económicas, sociales y laborales, entre otras. Y como estamos exigidas a sobreadaptarnos permanentemente, se acaba nuestra capacidad de resistencia y es ahí cuando el cuerpo se enferma.

¿La solución? La medicina integrativa o de bienestar, conocida como wellness medicine. Una tendencia que crece fuertemente en todo el mundo porque incorpora opciones de tratamiento con enfoques convencionales y complementarios, teniendo en cuenta no sólo los síntomas físicos, sino también los aspectos nutricionales, ambientales, psicológicos, sociales y espirituales de la salud y la enfermedad.

Se busca que el paciente logre sentirse sano y también equilibrado. Esto implica volver al antiguo interrogatorio médico, ése que ya casi no se ve porque la consulta siempre es rápida, nunca hay tiempo para profundizar en nada. Yo soy lo opuesto a esa consulta exprés que hoy está tan de moda. No sólo es importante escuchar al paciente, ya que ellos nos darán los síntomas, sino también saber ver los signos de su cuerpo, como actitud corporal, el tono de su piel, mirada y mucho más. Esos parámetros nos permitirán realizar un buen diagnóstico.

Una grave enfermedad

El estrés es una enfermedad que algunos minimizan y no entienden que es gravísima, porque no sólo desgasta sino que también mata. Por eso lo mejor para luchar contra el estrés y el envejecimiento es wellness medicine.

"Al consultorio llegan personas para hacer una consulta estética pero yo les brindo un tratamiento integral porque soy, antes que nada, médica. Siempre les explico que el cambio hay que hacerlo de adentro hacia afuera. No sirve de nada que se realicen mil tratamientos estéticos si se tiene una postura corporal de una persona desgastada y vencida. Por ello abordamos el problema del estrés pensando en los cambios celulares (el estrés oxidativo, la aparición de radicales libres, etc.), realizamos diferentes estudios para luego definir, según el diagnóstico, un plan alimentario adecuado, terapias de quelación, pools energéticos, minerales, aminoácidos, DHEA y melatonina. Porque el concepto más importante es que no hay enfermedades sino enfermos, y en el estrés esto se hace más evidente porque no existe una terapia estándar sino un diagnóstico para tratar a cada paciente y neutralizar los efectos adversos, de modo de evitar la última e infrecuente etapa, la del agotamiento, en la cual los mecanismos de defensa claudican”, concluye la especialista.

La cosmética como aliada

Combatir los efectos nocivos del estrés, la polución y lo más novedoso, la contaminación electromagnética sobre la piel, también es tendencia en el mundo de la cosmética.

 

- Avon True Agua Micelar Limpiadora Facial

Limpia, desmaquilla, suaviza y refresca gracias a sus micelas. Sus pequeñas partículas actúan como imanes y atrapan la grasa, el maquillaje y la suciedad de la piel del rostro, labios y ojos. Adecuada para piel sensible.

www.avon.com.ar

 

- Carthage Blue Tech Defense

Única fórmula en la Argentina capaz de proteger la piel contra el envejecimiento digital producido por los radicales libres emitidos por la luz azul que transmiten los dispositivos electrónicos, las luces LED, los rayos UV y la polución ambiental. Desarrollada para crear defensas durante las 24 horas contra el fotoenvejecimiento, combate el estrés oxidativo, estimula la producción de colágeno, aporta hidratación e iluminación a la piel y previene el envejecimiento digital.

Una crema de día y una máscara de noche

- Carthage Blue Tech Defense Emulsión de Día, con y sin color. 50 g. 

- Carthage Blue Tech Defense Máscara de Noche. 50 g.

www.carthagebeauty.com