22
Sáb, Sep

Depilación definitiva: Afuera las dudas, ahora sí es el momento de iniciar el tratamiento

Typography

La depilación es uno de los tratamientos más frecuentes tanto para mujeres como para hombres y, quizás, es también uno de los más odiados. Maquinitas, cera, depiladora eléctrica, agua oxigenada; mil variantes y mucho tiempo invertido en una lucha donde siempre parecía ganar el pelo. Por lo menos hasta ahora.

 

  Hoy la situación cambió radicalmente gracias a la tecnología que ofrece soluciones cada vez más rápidas, efectivas y seguras. La depilación definitiva aparece como la opción más eficaz para eliminar permanentemente el vello, pero a veces cuesta decidirse porque hay muchos mitos a su alrededor. Para despejar esas dudas y animarse, te contamos cómo es Vectus el único sistema de depilación personalizada e inteligente que ya está disponible en Argentina. Aquí las razones para elegirlo.

Efectividad

Los sistemas de depilación definitiva existentes hasta ahora prometían la eliminación del vello, pero no ofrecían resultados efectivos y reales. En general requerían un mantenimiento o retoque posterior, por eso muchas personas dudaban en hacerlo, o no lo elegían.

Al contrario, Vectus es la única tecnología con garantía de efectividad: logra reducir  de manera permanente el vello, con una disminución significativa desde la primera sesión y sin necesidad de retoques después de la última.

Tiempo

Por la eficacia de sus resultados, con Vectus solo falta agendarse de 4 a 6 sesiones para completarlo permanentemente. Además, también el tiempo por sesión es más corto y al no precisar el uso de gel, se convierte en una experiencia confortable y limpia.

“Sin utilizar gel, las sesiones duran mucho menos que lo hasta ahora conocido, en media hora podés hacer una pierna entera. Y tampoco requiere mantenimiento, así que hay más beneficios y resultados en mucho menos tiempo,” sintetiza el Dr. Andrés Cordero, especialista en dermatología y estética, tercera generación de una familia de dermatólogos y uno de los nueve profesionales que poseen esta tecnología en el país.

Tratamiento personalizado y sistema inteligente

Como suele decirse, la piel habla. Lo novedoso de este tratamiento es que cuenta con la tecnología que revela lo que tiene para decir, asegurándote que la depilación láser sea un proceso súper seguro y completamente personalizado. Esto se debe a que Vectus es el único sistema que tiene un lector de melanina llamado Skintel, que determina en cada sesión la cantidad de este pigmento presente en tu piel.

Como además este sistema es inteligente, analiza la información que recibe ajustando los parámetros del equipo para obtener la mayor efectividad, los mejores resultados y un tratamiento acorde con el color de tu piel y el grosor y densidad del vello en la zona a tratar. Es por eso que puede usarse en todo tipo de pieles, incluyendo muy claras y oscuras.

Seguridad y confort

Otro de los fantasmas más frecuentes es el daño a la piel en el proceso. Como en todo tratamiento que involucre nuestro cuerpo, es fundamental la seguridad que pueda ofrecer. En este caso, se trata de una tecnología aprobada por la FDA que actúa destruyendo el folículo piloso responsable del crecimiento del vello sin dañar el tejido circundante, disminuyendo el riesgo de efectos secundarios. “El equipo actúa por contraste de color, emitiendo la energía de manera diferenciada. El rayo del láser impacta de esta forma en el vello y no en la piel, lo que implica un gran avance para la seguridad y efectividad”, explica el Dr. Cordero.

Además, para cuidar aún la dermis, cuenta con un sistema de enfriamiento integrado que permite aplicar el láser de forma directa, sin tener que utilizar gel, lo que lo hace más cómodo, simple y rápido. “El sistema de enfriamiento garantiza el confort y la seguridad. Con el cabezal frío de zafiro, la forma en que se emite la energía es más efectiva: más del 90% de las veces elimina el vello definitivamente, no solo lo debilita”, afirma el especialista.

Cuida tu piel, tu tiempo y también tu bolsillo

Por último, pero no menos importante, la cuestión económica estaba presente al hablar de la depilación definitiva, porque siempre se lo consideró un sistema caro. En realidad, al tener menos sesiones y no necesitar mantenimiento, uno ahorra tiempo y dinero, y lo mejor es que, una vez finalizado, no habrá que dedicarle ni un minuto más a esta tarea, así como tampoco invertir en volver a depilarse periódicamente.