19
Jue, Jul

Encontré al novio de mi amiga en una App de citas ¿se lo cuento?

Typography

Vos, que no tenés compromisos sentimentales, decidiste registrarte en una app de citas para buscar un amor y mientras mirabas perfiles buscando posibles compatibilidades, encontraste un rostro familiar. No podías creer lo que estabas viendo.

 

El nick no te decía nada que ratificara la identidad de esa persona por lo que decidiste repasar las fotografías del perfil y constataste que se trataba de la pareja de tu querida amiga. Lo primero que vino a tu mente es alertarla, aunque decidiste pensarlo dos veces. Es que no siempre lo que parece, es.

¿Por qué alguien comprometido estaría en un portal o app de citas, a  la vista de todos?

Si se está a la búsqueda de una aventura, un sitio para buscar pareja es el lugar equivocado. Simplemente quedás totalmente expuesta.

Si confirmaste que las fotos son de quien creés, no te apurés a emitir juicio ni a hacer de correo de las malas noticias.

Puede que no se trate de una persona infiel. Quizás simplemente sea distraído. Tal vez se trate de un perfil antiguo que haya olvidado dar de baja al momento de comprometerse.

Probá a contactarlo. De esa manera, comenzarás a despejar dudas. Podés decirle algo como “no esperaba encontrarte por aquí, ya que estás en una relación”, a ver cuál es su respuesta. Si no contesta, puede ser por vergüenza o simplemente porque no está activo como usuario. En portales como Match.com la fecha de actividad de quienes están registrados está visible. Tratá de hablar con el hipotético “infractor” antes de desatar un escándalo en su pareja.

¿Y si tu amiga tiene una relación abierta? Puede que creas saberlo todo acerca de quien tanto querés. Hay personas que no comparten detalles de su intimidad. Puede ocurrir que, por pudor o simplemente porque quiera reservarse detalles de su vida sexual o sentimental no te haya contado que tiene una relación en la que no existe exclusividad.

Si no existen dudas acerca del engaño, hablá. Hacelo con mucha amorosidad. Si estás en dudas, repasá con tu amiga en una conversación casual los acuerdos tácitos que tiene con su compañero. Podés preguntarle de manera genérica si le molestaría enterarse que él está en el mundo de las citas online, por ejemplo. Si no cree lo que encontraste, mostrale algunas capturas de pantalla que no den lugar a dudas acerca de la actividad online de su pareja.

Preparate para lo que pueda ocurrir. Cuentes o no cuentes, lo que viste tendrá un impacto ineludible en tu amistad. Si ponés las cartas sobre la mesa es probable que tu amiga no reaccione bien. Inclusive, puede llegar a darse una nueva oportunidad con quien fue desleal y alejarte de su vida simplemente porque le recordás el mal trance o le da pudor que lo sepas. Si no contás, seguramente sientas que estás engañando a quien tanto querés y eso enfríe de manera indirecta el vínculo. Escuchá a tu corazón y actuá en consecuencia.