29
Mar, Sep

Parkinson: Más del 80% de los pacientes que hacen cámara hiperbárica mejoran su calidad de vida

Typography

El Mal de Parkinson es un trastorno neurológico degenerativo progresivo que afecta tanto a hombres como a mujeres. Más del 70% de las personas diagnosticadas con Parkinson supera los 65 años. Sin embargo, no es una enfermedad exclusivamente de personas de edad avanzada: se calcula también que entre el 5 y el 10% tienen menos de 40 años, por ejemplo el actor Michael Fox que fue diagnosticado a los 30 años.

 

 Las causas también son desconocidas aunque la mayoría de los estudios refiere a causas genéticas, ambientales o combinación de ambas, pero no hay estudios concluyentes, por eso se sigue investigando.

¿Cuáles son los principales síntomas?

-Sacudidas o temblor

-Lentitud de movimientos

-Rigidez en los brazos, piernas o torso

-Problemas de equilibrio o inestabilidad postural.

-Otros: pérdida de expresividad facial; tener caligrafía muy pequeña o un volumen de voz muy bajo.

Los médicos suelen diagnosticar Parkinson cuando al menos dos de los principales síntomas se presentan durante un tiempo prolongado.

¿Cómo afecta a la vida cotidiana?

Al tratarse de una enfermedad crónica y progresiva, los síntomas empeoran con el paso del tiempo, afectando sensiblemente la calidad de vida de las personas, que comienzan a presentar dificultades para realizar actividades cotidianas como bañarse, vestirse o desplazarse normalmente.

¿Qué tratamientos existen para mejorar la calidad de vida?

Existen tratamientos para ralentizar su evolución y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Uno de ellos es el Tratamiento con Oxigenación Hiperbárica (TOHB), un método no invasivo, que consiste en suministrar oxígeno a la sangre en altas concentraciones. La cámara hiperbárica se encuentra presurizada a un mínimo de 1.4 atmósferas ATM (superior a la presión atmosférica ambiental normal que es de 1 atmósfera). De esta forma, la persona respira oxígeno en un 100%.

A través de este tratamiento los pacientes con Parkinson alcanzan una mayor disponibilidad de oxígeno en el organismo, se redistribuye el flujo sanguíneo al nivel del Sistema Nervioso Central, se estimula la reparación de tejidos nerviosos y tiene efectos sobre neurotransmisores. De esta manera, la persona logra disminuir la rigidez y los temblores y mejorar el aspecto cognitivo.

Al respecto, la directora médica de BioBarica- Dra. Mariana Cannellotto (MN 108482) observó que “más del 80% de los pacientes que hacen medicina hiperbárica para tratar esta enfermedad logran mejorar su calidad de vida. Al oxigenar el Sistema Nervioso Central se reducen el estrés oxidativo y la inflamación en toda el área del sistema nervioso; como consecuencia, mejoran la fuerza muscular, el equilibrio y la coordinación motora, permitiéndole a los pacientes una mejor calidad de vida. Hemos tenido pacientes tratados con diferentes estadíos, que presentaron respuesta en la evolución en cuanto al temblor, a la marcha, la coordinación y fuerza muscular.”