23
Vie, Ago

Kundalini Yoga

Typography

El yoga es la unión de la conciencia de cada individuo con la conciencia del infinito. Unimos cuerpo, mente y espíritu. Como explica Yogui Bhajan, la mente humana es potencialmente infinita y creativa, pero en la práctica es limitada. Por eso es necesaria una tecnología que le sirva para expandir su mente para llegar al equilibrio que le deja controlar su estructura física y experimentar su yo infinito.

 

 

 Kundalini Yoga, también conocido como “el yoga de la conciencia”, es un estilo de yoga ideal para los tiempos modernos en los que vivimos. Es una tecnología ancestral que trabaja mediante kriyas (series de ejercicios con objetivos específicos), poniendo mucho énfasis en pranayamas (técnicas de respiración), bandhas (cerraduras energéticas), mudras (gestos con la mano), cantos de mantrasrelajación profunda y meditación. Lo más importante en esta práctica, es tu experiencia.

 

Mediante la práctica, el sistema glandular se combina con el sistema nervioso para crear tal grado de sensibilidad que todo el cerebro recibe señales y las integra, volviéndote íntegramente consciente y disponiendo de tu potencial creativo. La energía Kundalini, energía vital y creativa, está latente dentro de tu cuerpo. Con la práctica fluye a través de tu columna vertebral y los siete chakras. Incrementando esta reserva de energía, mejora la concentración, la memoria, el descanso; se liberan tensiones mentales y físicas, reduciendo el stress, y manejando tus emociones de manera más equilibrada, abriendo la posibilidad de estar en paz y armonía con vos misma y con los que te rodean.

 

Con el Kundalini Yoga, al igual que en otros yogas, se pretende despertar esta energía y que ascienda a través de las cerraduras corporales (bhandas), por el eje de nuestra columna vertebral hasta el séptimo chakra. Es la unión de nuestro yo finito con nuestro yo infinito, lo que se conoce comúnmente por iluminación. La unión de cuerpo, mente y espíritu. Se trata de vivir la vida de manera consciente, sintiendo cada paso que damos, cada respiración, cada segundo de nuestra vida. Estamos hablando de un beneficio físico, psíquico y espiritual tanto a nivel personal como social, laboral. Cuando empezamos a evolucionar aparecen cambios en nuestra conducta, nos damos cuenta, por ejemplo, que nuestros enojos son manifestaciones de nuestro ego y que suponen un gasto inútil de energía que no nos aporta nada positivo, es entonces cuando tomamos nuestro propio timón y decidimos no enojarnos y a abordar la situación desde otro ángulo. Nadie dice que esto sea fácil, ni que se consiga enseguida, pero si lográs atenuar tu reacción, en ese momento, habrás ganado una pequeña batalla, será un paso adelante.