21
Mar, Nov

Los 8 errores más comunes al tratar de eliminar la celulitis

Typography

¡Hago todo bien y la celulitis sigue ahí! A muchas de nosotras nos pasó sentir que aunque tratemos de alimentarnos bien, hagamos ejercicio y sigamos los tratamientos al pie de la letra, la celulitis siempre nos gana. Es probable que en la carrera para llegar al cuerpo perfecto, cometamos equivocaciones que debilitan todo el esfuerzo que hacemos.

 

En la lista que sigue vas a encontrar los errores más comunes que cometemos en la dieta, al hacer ejercicio y en nuestros hábitos cotidianos. Comenzar a modificarlos es el primer paso para decir adiós definitivamente a la celulitis, pero también para tener un estilo de vida más saludable.

Errores en la DIETA
-Tratar de bajar de peso a toda costa: cada año aparece una nueva dieta que promete una pérdida de peso rápida y efectiva. Pero el Dr. Vincent advierte que seguir un régimen alimentario muy restrictivo y sin control de un especialista solo produce flacidez, una piel débil y envejecida, además de otros daños para la salud o del indeseable efecto rebote. La delgadez no es sinónimo de falta de celulitis.

-Cero grasas no es sinónimo de saludable: una dieta nutritiva y equilibrada es la mejor aliada para combatir la celulitis. Lo importante no es la cantidad sino la calidad de lo que ingerimos, las grasas son importantes para nuestro organismo, debemos evitar las saturadas y las grasas trans, consumir menos “comida chatarra” e incorporar frutos secos, aceite de oliva y pescados, por ejemplo.

- Mucha sal y poca agua: el exceso de sal aumenta la retención de líquidos y contribuye a la aparición de celulitis, haciendo difícil eliminarla. Por otro lado, el especialista afirma que aunque es bien conocido que el consumo de dos litros de agua diario es vital para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, es común que se beba mucho menos líquido del recomendado, lo que hace muy difícil que se eliminen las toxinas.

Errores haciendo EJERCICIO
-Ejercicios no adecuados: así como para fortalecer los bíceps hay ejercicios específicos, para combatir la celulitis también se deben practicar ejercicios adecuados, localizados, que tengan impacto directo en las zonas afectadas.

-Falta de ejercicio: el sedentarismo no es bueno para la salud en general y mucho menos para evitar la celulitis. Si por trabajo debemos pasar mucho tiempo paradas o sentadas, el profesional recomienda hacer breves paseos como mínimo cada dos horas, levantarse y estirar las piernas para que la circulación no se estanque y al estar sentadas procurar no permanecer mucho tiempo con las piernas cruzadas.

-Exceso de ejercicio: al entrenar demasiado, todos los días, el cuerpo se va a preparar para este gran gasto de energía almacenando la mayor cantidad de grasa posible, sobre todo en zonas problemáticas para la celulitis. Además, si intentamos realizar demasiado ejercicio sin control podemos caer en lesiones, que conllevan molestias, dolor e inactividad.

Errores en los HÁBITOS
-Uso de ropa muy ajustada y de tacos altos: puede que se vean bien, pero dificultan la circulación, propiciando la aparición de celulitis.

-Buscar soluciones milagrosas: Intentar acabar con la celulitis 15 días antes de las vacaciones de verano no es recomendable tanto para nuestra salud física como para nuestro bienestar integral. Solo lograremos ponernos metas que no vamos a alcanzar y sentiremos frustración por ello.

La celulitis es un problema complejo y como tal no admite soluciones mágicas, requiere atacar en todos los frentes, con disciplina y constancia para lograr los resultados y mantenerlos. Se puede recomendar un tratamiento de avanzada como el Celullaze, pero siempre teniendo en cuenta que se deben mantener hábitos saludables para evitar que la celulitis se produzca nuevamente.

Celulaze es lo más avanzado en tecnología mínimamente invasiva contra la celulitis, que ataca de manera rápida y efectiva los tres problemas estructurales básicos: adiposidad, pocitos y flacidez, utilizando un láser especial, con tres longitudes de ondas diferentes, que a la inversa de otros tratamientos, calienta el colágeno desde adentro hacia afuera. Consiste en una sesión única de entre 40 y 60 minutos dependiendo de la zona a tratar y del grado de celulitis presente en cada caso.