20
Mar, Oct

Té frío: tu refresco saludable

Typography
Si te encanta el té, no dejes que el verano te acobarde para seguir tomándolo, bien frío es una buena elección. Ideal para altas temperaturas por su nivel refrescante y porque calma la sed, es una bebida que además ayuda a tu cuerpo a estar bien.

El té helado es una opción saludable para los días de intenso calor porque sacia la sed y enfría nuestro cuerpo a la vez que beneficia al organismo en varios niveles gracias a las propiedades que tiene y que no se pierden por estar frío. Contiene vitamina A, B, B1,  B2, C y E, y minerales como el ácido fólico, el manganeso y el potasio, también antioxidantes, teína y cafeína.

No por nada hace cientos de años era considerado medicina, era un amigo de la salud.

Los beneficios de esta bebida son insospechados por muchas personas que la ingieren, permite mantener el peso porque además de ser diurético no aporta calorías y elimina las toxinas, acelera el metabolismo, ayuda al correcto funcionamiento de las defensas, es bueno para la anemia, optimiza la producción de sangre por lo que también es bueno para las várices, nos conserva alertas y concentradas, ayuda a tener rápida la mente, estimula el sistema nervioso, disminuye el nivel de colesterol y el riesgo de hipertensión, evita enfermedades cardiovasculares, previene las caries gracias a que tiene una acción antiplaca y refuerza el esmalte dental debido a que tiene gran cantidad de flúor, fortalece los huesos, nos mantiene la piel joven, previene problemas estomacales y la formación de algunos cánceres.

Un dato a tener en cuenta es que el té verde es el que mejor resultados nos brinda, porque tiene más componentes activos.

No se recomienda tomar té en cantidad cuando se tiene gastritis, úlceras y cálculos renales, se sufre de insomnio, taquicardia, presión alta y ansiedad. Y además, como entorpece en la absorción del hierro, es mejor beberlo después de un rato de haber comido.