24
Dom, Sep

Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) - Una enfermedad que afecta a todos

Typography

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es un término que agrupa diferentes enfermedades relacionadas que alteran las neuronas motoras del cerebro y de la medula espinal.

 

Para conocer más sobre esta enfermedad el neurocirujano del Centro Médico Deragopyan, el Dr. Jaime Rimoldi (MN 53880) explica que los síntomas de ELA se relacionan con pérdida de fuerza en los músculos del cuerpo, dado que dejan de funcionar las neuronas motoras, que son las que producen los movimientos.

Si bien no hay cifras publicadas por Autoridad Sanitaria Nacional, existen datos obtenidos de un estudio realizado por el Registro Nacional de ELA de junio 2015 a mayo de 2016 y un estudio reciente de pacientes de CABA. La incidencia que se estima en Argentina para ELA es de 2 por cada 100.000 habitantes por año. Cualquier persona puede padecer la enfermedad y en cualquier momento de su vida, pero hay una tendencia a que mayormente la sufran los hombres a partir de los 40 años.

¿Qué es Esclerosis Lateral Amiotrófica?

Existen 4 tipos principales de enfermedades de la Neurona Motora, la más común es: la Esclerosis Lateral Amiotrófica con 2 formas: esporádicas y familiar; además están la Parálisis Bulbar Progresiva, la Atrofia Muscular Progresiva y la Esclerosis Lateral Primaria.

Los síntomas se relacionan con pérdida de fuerza en los músculos del cuerpo, dado que dejan de funcionar las neuronas motoras que son las que producen los movimientos. Esto afecta progresivamente la movilidad de las piernas, el habla, la deglución y la respiración. Los primeros músculos afectados son los de las manos, pies y lengua.

Algunos pacientes, pueden tener síntomas por trastornos de funciones intelectuales, pero cada uno los presenta diferentes y en distinto tiempo de progresión de la enfermedad, por factores individuales que se desconocen.

La precisión de las imágenes para el diagnóstico

Para confirmar la presencia de la enfermedad y cuáles son las zonas afectadas, se necesita un examen neurológico completo y estudios neurofisiológicos como el electromiograma. A fin de lograr la mayor certeza del padecimiento de la enfermedad, son necesarios otros estudios por imágenes más precisos, para llegar a un diagnóstico diferencial, como: resonancia magnética de alto campo de cerebro y médula, columna cervical, resonancia magnética funcional con tensor de difusión y la tractografía con medida de fracción de anisotropía. Todos estos estudios aportan datos de mucho valor.

El Dr. Rimoldi del Centro Médico Deragopyan concluye "la Esclerosis Lateral Amiotrófica, es una enfermedad que no tiene cura ni se puede prevenir, pero existe una nueva droga disponible en los EEUU y Japón, que mejora los síntomas y los retrasa".