26
Lun, Oct

Café - Beneficios y contraindicaciones

Typography
Estos días de intenso frío y de épocas de estudio, por lo general vienen acompañados de deliciosos cafés en sus diferentes versiones. Es una buena excusa para juntarnos con amigas, para entrar en calor, para seguir charlando después de una cena, para despabilarnos. Hace bien a nuestro cuerpo, pero para que no atente a nuestra salud debe ser moderada su toma diaria.

El café es una infusión que se caracteriza por tener cafeína que estimula el sistema nervioso central y proporciona energía y  estado de lucidez mental. Cuando lo terminamos de beber, tenemos una sensación de bienestar porque se excitan las papilas gustativas y deja en la boca un sabor fuerte y penetrante. Es una fuente de vitamina B y le da al organismo una breve cuota de proteínas, hidratos de carbono y minerales, tales como calcio, hierro y fósforo. Al poco tiempo de su ingestión, la cafeína comienza a intervenir sobre el organismo, realzando las emociones.  

La cafeína es una sustancia química y diurética que aumenta la actividad de los riñones. Sus efectos principales son la estimulación del sistema nervioso, del sistema respiratorio, del músculo cardíaco, el aumento de la agilidad mental, la agudización de la atención y la desaparición del sueño. También es un antioxidante del organismo, por eso es bueno después de consumir mucho alcohol. 

Sin embargo, el consumo excesivo (más de ocho pocillos diarios) puede resultarnos tóxico y causar diferentes trastornos como irritabilidad, nervios, arritmia, palpitaciones e insomnio. Como genera adicción, no se recomienda bajar la dosis de golpe porque puede provocar mareos, náuseas, cefaleas, irritabilidad y depresión. 

Está prohibido en aquellas personas que son recientemente operadas, en los hipertensos, las que sufren de patologías gástricas e intestinales, enfermedades cardiovasculares, artritis y osteoporosis y, en cantidad excesiva, para las mujeres embarazadas.  

Si no podés evitar dejar de tomar café, una buena opción para ello es tomarlo descafeinado.