Necesidad del hierro en deportistas

Typography

Cuando se tiene más actividad física hay un incremento de las necesidades del cuerpo de recibir minerales, en especial del hierro, por lo que es conveniente la supervisión de un nutricionista para lograr el equilibrio en proporciones adecuadas de hidratos de carbono, proteínas y baja ingesta de grasas.

 


Actualmente no hay evidencias claras que indiquen que hay que suplementar con vitaminas, ya que una dieta adecuada y balanceada contiene todos los nutrientes necesarios.


El hierro es fundamental para la formación de la hemoglobina. Ésta es una proteína que se encuentra dentro del glóbulo rojo y es la encargada de transportar oxígeno a los tejidos y de eliminar el CO2, llevándolo a intercambiar al pulmón, por tal motivo cumple un rol muy importante en el rendimiento físico deportivo. Al mantener un elevado número de glóbulos rojos, asegura la unión oxígeno hemoglobina, para que sea utilizada en la producción de energía.


El requerimiento diario de hierro en un adulto joven masculino es entre 10-12 mg. diarios y en la mujer de 15 mg.

 

Una dieta vegetariana inadecuada es causante de un déficit de hierro, lo mismo que las pérdidas menstruales y el embarazo. 

 

La vitamina C facilita la absorción del hierro y, el café, vinagre y té, la dificultan.

Los alimentos que contienen este mineral son: la carne vacuna, cerdo, aves, atún, hígado, miel, verduras de hoja verde, brócoli, espinaca, almendra, avena, espárragos, lácteos, huevo y pescado.

 

El sexo femenino es el más propenso a la falta de hierro, por lo que se sugiere controles cada 6 meses, haciendo dosaje de hemoglobina y ferritina.

 

Las personas que necesitan más hierro tienen síntomas variados, como palidez, cansancio, astenia, fatiga y bajo rendimiento debido a la insuficiente cantidad de oxígeno que llega a los tejidos.


Cuando esto ocurre hay que r
ealizar controles periódicos y consultar con el nutricionista que dará una dieta y aporte de hierro para la solución a un problema accesible y fácil de remediar.

 

Cuando el cuerpo tiene la cantidad de hierro que necesite, la persona va a sentirse mejor y a poder desarrollar sin esfuerzos su actividad física.