• default color
  • blue color
  • orange color
  • green color
CPanel

Concepto de Mujer

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Salud Pastillas anticonceptivas

Pastillas anticonceptivas

E-mail Imprimir PDF

Siempre se corren riesgos cuando se tienen relaciones sexuales sin protección. Para evitar preocupaciones por posibles embarazos no deseados y/o contagio de enfermedades de transmisión sexual, nacieron los famosos métodos anticonceptivos. Algunos los conocerás más que a otros, pero todos son necesarios para que puedas cuidarte. 

Se los llaman métodos anticonceptivos porque impiden o reducen significativamente las posibilidades de una fecundación o un embarazo, al efectuarse una relación sexual entre dos miembros de diferentes sexos. Existen varios y muy diversos, en esta oportunidad sólo los nombraremos sin entrar en detalle con cada uno, pero sí nos sumergiremos en el más conocido: las famosas pastillas.

La aparición de la píldora anticonceptiva en 1959 se considera uno de los avances más significativos en anticoncepción que transformó la vida sexual de las mujeres.  

La píldora, mejorada constantemente, sigue siendo considerada una de las alternativas más eficaces (99,5%) y seguras entre los métodos anticonceptivos. Pero el de mejores resultados, nace en el 2002 y es el anillo vaginal, similar en su efecto a la píldora pero más cómodo en su uso, con menos consecuencias secundarias y con una eficacia del 99,7%.  

Se debe aclarar que no existe un método mejor que otro ni que son totalmente seguros, cada uno de ellos tiene sus indicaciones y deberás buscar el que esté a tu medida para que puedas desarrollar una vida sexual plena.  

Hay diversos tipos de factores que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir un método anticonceptivo:

  1. estado de salud en general
  2. la periodicidad de las relaciones sexuales y la cantidad de parejas que se han tenido.
  3. decisión de tener o no riesgo para quedar embarazada (para no elegir los métodos irreversibles)
  4. los efectos que causan
Los números anuales de la efectividad de los diversos métodos son los siguientes: Pero la más común es la píldora anticonceptiva y es considerada la de mayor utilización en el mundo. Millones de mujeres la usan diariamente, y más aún por la facilidad con la que se las puede conseguir: a través de la obra social o por el expendio en los hospitales públicos. Consta de 28 pastillas anticonceptivas, 21 de ellas de un color para diferenciar por contener hormonas y 7 de ellas no. Su principal objetivo es alterar el ciclo menstrual para impedir la ovulación, y por la tanto la fecundación del óvulo y un posible embarazo no deseado. Pero cabe resaltar que este método no protege contra las enfermedades de transmisión sexual.

Recordá que la persona indicada para proporcionarte y medicarte adecuadamente es tu ginecólogo de confianza, ya que a través de diversos estudios evaluará la pastilla indicada por la cantidad de hormonas que contiene.

Los Pro de las pastillas:

v      Pueden ser la solución para las mujeres que presentan severos dolores menstruales y que no responden a las mediaciones analgésicas. Esto ocurre porque las pastillas anticonceptivas combinadas inhiben la ovulación, a la vez que quitan el dolor que se experimenta durante la misma, en mitad del ciclo menstrual.

v      Períodos menstruales irregulares: para aquella mujer que sus períodos son irregulares (cortos o largos) las pastillas anticonceptivas pueden ayudar a regular el ciclo menstrual cada 28 días y, pueden a su vez, reducir la cantidad y longitud del sangrado menstrual.

v      Acné: por las hormonas que poseen, las pastillas anticonceptivas pueden detener la formación del acné moderado o severo.

v      Las pastillas anticonceptivas disminuyen la posibilidad de tener cáncer de endometrio (que es la membrana que tapiza el interior del útero) y de ovario, quistes de ovario y tumor de mama. También protegen de infecciones en las Trompas de Falopio (enfermedad inflamatoria pelviana), que pueden requerir internación hospitalaria. Además previenen de osteoporosis y de embarazos que puedan ocurrir fuera del útero (llamados embarazo tubario o embarazo ectópico).

Las contras de las pastillas:

v      En algunas mujeres producen náuseas, pero esto se puede combatir si la pastilla se toma en el almuerzo o la cena o con alguna comida ligera antes de ir a la cama. Si las náuseas no desaparecen, se prescribe una pastilla con menor cantidad de estrógenos.  

v      A veces las mujeres pueden experimentar dolor de cabeza cuando comienzan a tomar pastillas anticonceptivas. Usualmente ese dolor ocurre por stress, pero si quien atiende tu salud piensa que es por la pastilla, te prescribirá una con menor dosis de estrógenos o con progesterona solamente. Si la migraña continúa pueden suspenderte la pastilla y sugerirte otro tipo de anticonceptivo. 

v      Pueden producir cambios de humor. El ejercicio físico y la dieta ayudan, pero si no lo hacen, deberás cambiar el tipo de pastilla que estás tomando.

 

v      Algunas adolescentes aumentan de peso, otras lo pierden, pero la mayoría de ellas mantienen el mismo peso cuando están tomando la píldora.  

¿Qué es lo que ocurre si me olvido de tomar una?

Si te olvidás de tomar una pastilla combinada al tiempo debido, tomala tan pronto como lo recuerdes y la próxima a la hora regularmente estipulada. También utilizá un método anticonceptivo complementario los 7 días posteriores. En caso de que no lo recuerdes hasta el día siguiente, entonces, tomá dos pastillas juntas ese día.  

Es importante saber que no todas las mujeres están aptas para utilizar este método, ya que las que sufren afecciones cardíacas, presión sanguínea alta, antecedentes de embolias o hepatitis, corren riesgos, por lo tanto, deberán realizarse estudios pertinentes para verificar su correcto uso.  

Todo método es seguro cuando se lo utiliza con respeto y responsabilidad. Las pastillas te previenen de un embarazo no deseado, pero no te protegen del Sida, por eso es bueno que te cuides también usando preservativo.

 


 

 

 

 
 
 
 
   
 
                     Consejito:
No ames las formas, los cuerpos ni las apariencias, son cosas que se deterioran con el tiempo. Enamorate de las almas, a ellas el tiempo no las puede tocar.